LA SOMBRA SOBRE RUANON.

Si te atreves a ponerte en la piel de un Señor del Kai, si te crees capaz de desafiar a los Señores de la Oscuridad, o si deseas simplemete pasar un buen rato, entra y asume el riesgo... pero quedas advertido...
Avatar de Usuario
JDKaos
Gran Corona
Mensajes: 3144
Registrado: 27-Mar-2005, 1:19
Ubicación: Valladolid

Mensaje por JDKaos » 17-May-2005, 11:46

Mirando con desprecio al viejo me subo a Furia mietras le increpo: Yo soy un señor del kai pero no soy una buena persona, y lo demostrare dejandoos en las manos de la diosa fortuna. -luego me dirigo a mis hermanos y digo- Vamos camaradas vayamos hacia ruanon y dejemos a estos bandidos a merced de los lobos...

Como si de una señal se tratase a lo lejos se oye el aullar de una jauria de lobos hambrientos, mientras me marcho veo como los bandidos intentan sin resultado zafarse de sus ataduras, y en sus miradas un miedo que hace alegrase un poco mi corazon...
:smt003 :smt005 :smt003 :smt005 :smt003

DRÁGALIN

Mensaje por DRÁGALIN » 17-May-2005, 18:35

Todos los personajes Jugadores
Horario: Noche
Lugar: Camino Real


Tras horas de cabalgar en la noche bajo la tormenta llegáis al Camino Real, una gran pista empedrada que es la principal vía de comunicación entre Holmgard y Ruanon, el mismo camino que utilizasteis para llegar desde el Monasterio del Kai.
El trayecto con la lluvia ha sido duro y empezáis a estrar cansados tras no haber dormido nada en casi dos días, de manera que cuando veis las luces de un convoy de carromatos detenido bajo una arboleda os planteais si deberíais parar aquí, descansar un poco y comer algo caliente...

Jolan

Mensaje por Jolan » 17-May-2005, 21:09

Aguzando la vista, con la mano en visera sobre la frente para cubrirme de la lluvia:

- Parece que se divisa luz ahi delante. ¿Qué decís? ¿Hacemos un alto? No nos vendría mal un ligero descanso, antes de continuar hacia Ruanon.

Avatar de Usuario
Parsion
Gran Sol
Mensajes: 2704
Registrado: 27-Mar-2005, 1:36
Ubicación: Sommerlund´s Forest
Contactar:

Mensaje por Parsion » 17-May-2005, 21:11

-De acuerdo, también podríamos hablar con estos viajeros por si tienen noticias que puedan interesarnos.
¡EL SEÑOR DEL KAI HA VUELTO!

Avatar de Usuario
JDKaos
Gran Corona
Mensajes: 3144
Registrado: 27-Mar-2005, 1:19
Ubicación: Valladolid

Mensaje por JDKaos » 17-May-2005, 22:23

-Cuidado hermanos -digo con voz aprenumbrada- con los ultimos acontecimientos en mente no nos podemos fiar de nadie, sera ruanon, pero ultimamente me parece vivir en el mismisimo helgedad debido a las conspiraciones que maquina mi cerebro...

Y con esto me fijo bien en la caravana o fogata para ver si veo algo raro, extraño, fuera de lo normal...
:smt003 :smt005 :smt003 :smt005 :smt003

Fantasma Grunweazel

Mensaje por Fantasma Grunweazel » 18-May-2005, 7:02

Me uno a Dragón en su desconfianza, a ver qu´e me dice el viejo sexto sentido...

DRÁGALIN

Mensaje por DRÁGALIN » 18-May-2005, 18:39

Todos los personajes Jugadores
Horario: Noche
Lugar: Camino Real


Vuestro Sexto Sentido no os advierte de ningún peligro al aproximaros al campamento de caravanas, de manera que os acercáis tranquilamente. Al llegar a las proximidades se os acercan dos guerreros con las capas echadas y lanzas que os preguntan en voz alta por vuestras intenciones. Por lo que veis, parecen mercenarios, lo cual es lógico ya que muchos comerciantes los contratan para proteger sus cargamentos en los largos viajes de ciudad en ciudad.
Respondéis que sois viajeros que buscan un lugar donde guarecerse de la lluvia, y al acercaros más los mercenarios reconocen con asombro vuestras vestimentas de Señores del Kai.

Al poco os encontrais ante una fogata, protegidos de la lluvia por un gran toldo y comiendo del rancho que se ha preparado en la caravana para la cena. El mercader dueño de esta caravana y jefe de todos los que la integran se siente más que afortunado de poder servir de anfitrión a unos Señores del Kai. La caravana se dirige a Ruanon desde Holmgard con un cargamento de especias y sedas.
Mientras coméis aprovecháis para preguntar al mercader por las últimas noticas de Holmgard, pero no hay nada en lo que os dice que os llame la atención.
Tras darle las gracias al mercader por su hospitalidad, os arrebujáis en vuestras capas y aprovechais para dormir unas pocas horas mientras el cielo sigue descargando lluvia.

Despertáis cuando está empezando a clarear. La lluvia ha cesado y ha dejado una madrugada fría. Totalmente descansados ensilláis vuestros caballos y partís al galope hacia Ruanon, mientras por el este el Sol empieza a despuntar.


Con el Sol ya en lo alto, la ciudad aparece ante vosotros, orgullosa. Podeis ver con claridad las torres de La Mano allá en lo alto, y os preguntáis qué os deparará el día, mientras adelantáis caravanas y jinetes para entrar a la ciudad por su puerta norte, más conocida como la Puerta del Barón.

DRÁGALIN

Mensaje por DRÁGALIN » 22-May-2005, 23:11

Todos los personajes Jugadores
Horario: Mañana
Lugar: Ciudad de Ruanon


Salis del Camino Real para preparar vuestra entrada en Ruanon. Os deteneis cerca de una acequia y os colocáis las capas negras, guardando bien oculto cualquier distintivo por el que os pudieran reconocer como Señores del Kai. Alterais vuestros ropajes, vuestros rasgos, vuestra forma comportaros y hasta vuestros acentos.
Gracias al dominio de la disciplina Camuflaje, cuatro Señores del Kai se han convertido en cuatro mercenarios extranjeros que llegan a Ruanon.

De esta manera, y entre mucha otra gente entráis en la ciudad. De hecho, cuando os dais cuenta de lo que pasa es demasiado tarde para dar vuelta atrás. Para empezar, está entrando demasiada gente por las puertas, prácticamente una multitud de gente a pie, jinetes y caravanas. Lo que ois después son las campanas, las campanas de la ciudad tocan todas a la vez, un repiqueteo sobrio y triste.
Al llegar y atravesar la Puerta del Barón entre la multitud podeis ver que además de la guardia de la ciudad, hay una escuadra de Caballeros de Ruanon a caballo vigilando, lo cual no es demasiado normal, pero gracias a vuestros disfraces ni os detienen ni se fijan en vosotros. Al entrar en la principal vía de la ciudad, en el Barrio de los Comerciantes, y mirar arriba podeis ver como las banderas de Ruanon, que adornan multitud de los tejados de la ciudad están a media asta. Sin duda algo grave pasa.

En cuanto habéis dejado atrás las puertas y estáis fuera de la vista de los guardias y los caballeros, preguntáis a un grupo de ciudadanos qué es lo que ocurre, el porqué de las banderas a media asta y las campanas.
Uno de ellos os responde:
¿No se han enterado? Hoy es un día triste para todo Ruanon. Ayer falleció la anciana Suma Sacerdotisa de Ishir, Dayia Vanalund, líder espiritual de la Baronía.

Os quedáis de piedra. Dayia. La mujer del medallón que encontrásteis en el refugio de Lobo Gris. Si había alguna relación ente ella y el Maestro del Kai, ya nunca lo sabréis. Parece que el destino se vuelve en contra de vosotros. ¿Realmente habrá muerto la Suma Sacerdotisa de muerte natural, o algo oscuro se oculta tras esta más que oportuna muerte?

Dragón no está tan seguro. Irina le habló sobre que su tía Dayia estaba a las puertas de la muerte. Es bastante probable entonces que su muerte fuese por causas naturales, pero con tantos presagios oscuros ya no está seguro de nada .

Hacéis una parada en una taberna cerca del Mercado Central, y os sentáis en una mesa alejada de la puerta mientras pedís unas cervezas. Hablais entre vosotrs sobre qué hacer ahora. Es hora de mover pieza, coger el toro por los cuernos y enfrentar vuestro destino.

Avatar de Usuario
JDKaos
Gran Corona
Mensajes: 3144
Registrado: 27-Mar-2005, 1:19
Ubicación: Valladolid

Mensaje por JDKaos » 23-May-2005, 21:46

Despues de hablar con mis hermanos sobre nuestras opciones quedo con ellos a las 12:00 en la posada para intentar entrar en la mano, mientras tanto yo voy a entrevistarme con el hermano launus, el hermano del kai, dirigente de la iglesia para haber si consigue colarme en el velatorio de la hermana de ishir y asi poder echarla un vistazo, mas que nada por curiosidad, tambien me gustaria saber su lealtad o su sorpresa al verme, supuestamente estamos muertos o desaparecidos, tambien quiero saber que tiempo va a hacer esta noche y que luna hay, supongo que alguien lo sabra no, y si hay tiempo pasarme por las tabernas de mala catadura a buscar "trabajo"...
:smt003 :smt005 :smt003 :smt005 :smt003

Avatar de Usuario
Parsion
Gran Sol
Mensajes: 2704
Registrado: 27-Mar-2005, 1:36
Ubicación: Sommerlund´s Forest
Contactar:

Mensaje por Parsion » 24-May-2005, 10:31

-Hermanos, yo me voy al templo de Ishir, a ver qué información se puede sacar de ahí, ¿alguien me acompaña?
¡EL SEÑOR DEL KAI HA VUELTO!

Fantasma Grunweazel

Mensaje por Fantasma Grunweazel » 24-May-2005, 18:26

Alzando la mano ceremoniosamente digo:

-Espérame hermano, te acompaño...

DRÁGALIN

Mensaje por DRÁGALIN » 24-May-2005, 21:28

Todos los personajes Jugadores
Horario: Mañana
Lugar: Ciudad de Ruanon


Mientras estáis sentados a la mesa de la taberna, Dragón os confía entre susurros lo que Irina le contó cuando visitásteis la Catedral de Ishir, lo del delicado estado de salud de la anciana Suma Sacerdotisa Dayia. Puede que por esta vez, esta muerte no oculte nada extraño, pero ¿cómo estar seguros?

Os váis de la taberna, ofreciendo al posadero unas monedas de plata para pagar la ronda y para que se ocupe de vuestros caballos. Para ir a la Catedral de Ishir teneis que ir hasta el centro del Barrio Viejo, y pasaréis más desapercibidos a pie.
Afuera, luce el sol, aunque hay nubes en el oeste. Calculais que esta noche, entre las nubes y la poca luna que habrá, tendréis suficienteme oscuridad para acceder a la entrada secreta de la muralla exterior sin ser vistos.

Al pensar en esto volveis la mirada al Palacio del Barón, La Mano, en lo alto de la colina que domina la ciudad. Os fuisteis sin decir nada anteayer, y aunque eráis libres de ir por donde quisieráis, también es cierto que eráis los invitados del Barón. Vuestra aparente desaparición sin duda habrá dado mucho de que hablar y habrá levantado sospechas. Os preguntáis qué pasaría si os presentárais de nuevo alli, como si nada hubiera pasado. Algo os dice que no es una buena idea hacerlo...

A medida que os adentráis en el Barrio Viejo y llegáis a la plaza ante la Catedral de Ishir descubrís que estáis haciendo lo mismo que centenares de ruaneses. La gran plaza y las calles adyacentes están abarrotadas, y acceder a la Catedral es casi imposible debido a la multitud de gente que viene a rezar por el alma de la Suma Sacerdotisa. Además, la zona está plagada de guardias de la ciudad que tratan de organizar a la muchedumbre y podéis ver varias escuadras de Caballeros de Ruanon vigilando.
Por supuesto los accesos al monasterio anexo a la Catedral, que era la residencia oficial de Dayia Vanalund están cerrados al paso y vigilados por caballeros. Aunque os descubrierais como Señores del Kai, es muy probable que no os permitieran el acceso, además ¿por qué iban a hacerlo?

Preguntando a gente os enterais que para acceder a la Catedral a rezar hay que guardar turnos (por lo llena que está), que se ha decretado una semana de luto riguroso en la baronía, y que mañana se expondrá la Capilla Ardiente de la Suma Sacerdotisa durante dos días en la Catedral para que los ruaneses presenten sus respetos. Después se celebrará el funeral.

Las campanas siguen retumbando por toda la ciudad, como una señal...

Avatar de Usuario
JDKaos
Gran Corona
Mensajes: 3144
Registrado: 27-Mar-2005, 1:19
Ubicación: Valladolid

Mensaje por JDKaos » 25-May-2005, 11:40

Dragon mira sombriamente a la multitud, con cantidad de gente asi no hay quien hable con launus, y el responsable del templo del kai es poco importante para nuestros propositos, decido ir hacia las tabernas a enterame de trapicheos y demas, quedo con mis compañeros a la noche cerca de la muralla de la mano...

Sin enmbargo mi animo no es bueno, sugeri hacernos los muertos para tener mas libertad e informacion pero no veo que nos lleve a ninguna parte, si en la correria de esta noche no descubrimos ninguna pista, tendremos que presentarnos en la mano y aguantar la bronca...
:smt003 :smt005 :smt003 :smt005 :smt003

Jolan

Mensaje por Jolan » 25-May-2005, 20:31

- Vaya, pues parece que será complicado acercarnos lo suficiente a la Catedral de Ishir como para permitirnos examinar el cadáver de la Suma Sacerdotisa Dayia. Y no parece que como Señores del Kai tuvieramos mejor suerte...

Empiezo a agobiarme por la multitud que nos rodea.

- Sugiero salir de aqui y aprovechar el día hasta que podamos entrar en La Mano. ¿Alguna idea sobre dónde ir?

Avatar de Usuario
JDKaos
Gran Corona
Mensajes: 3144
Registrado: 27-Mar-2005, 1:19
Ubicación: Valladolid

Mensaje por JDKaos » 26-May-2005, 8:43

Me doy un golpe en la frente con la palma de mi mano mientras pienso: "¡¡¡El libro y la joya!!!". Mientras me siento estupido por no pensarlo antes decido ir a visitar todas las bibliotecas acesibles de Ruanon para haber si tienen una copia del libro, si no esta noche, por la entrada secundaria descubierta por el helgasht me intentare colar en la biblioteca para robarlo, si es que lo encuentro claro, tambien voy a ir a un joyero para que intenter tasar la joya o decirme si tiene algo raro o fuera de lugar, antes de eso le quito el retrato, que guardo cuidadosamente, para que nadie sospeche nada, si esta noche es infructuosa a lo mejor mañana cuando estemos en la capilla ardiente tendremos mas suerte, por cierto ni de coña entramos en la mano con las capas verdes, seguimos disfrazados, si nos pillan, bueno pues ya inventaremos una escusa...
:smt003 :smt005 :smt003 :smt005 :smt003

Avatar de Usuario
JDKaos
Gran Corona
Mensajes: 3144
Registrado: 27-Mar-2005, 1:19
Ubicación: Valladolid

Mensaje por JDKaos » 28-May-2005, 16:13

Antes de que pueda dar ni un solo paso mis hermanos me detienen y casi me llevan a rastrar la segunda entrada secreta a la mano, la descubierta por el helgasht, mientras protesto, mi hermanos comentan: "Vamos Dragon si no hoy no vamos a hacer nada, de todas formas hasta mañana no vas a poder ver a Irina, que en el fondo es lo que te gustaria", mientras Dragon gruñe, el atardecer empieza en Ruanon...
:smt003 :smt005 :smt003 :smt005 :smt003

DRÁGALIN

Mensaje por DRÁGALIN » 28-May-2005, 19:13

Todos los personajes Jugadores
Horario: Noche
Lugar: La Mano / Gran Salón


Os alejáis de las atestadas calles próximas ala Catedral mientras os adentráis en el barrio de los Artesanos. Cuervo le echa un vistazo al medallón con el retrato de Dayia. Ahora que la Suma Sacerdotisa ha fallecido, la única persona que quizás sepa algo de la relación entre Lobo y ella sea su sobrina, Irina, que también es Sacerdotisa. Pero el problema es que por lo que sabéis, Irina debe estar ahora en el monasterio junto a la Catedral, y ahora mismo es un lugar demasiado agitado y vigilado como para acceder a él con discreción. A menos, claro, que la muchacha haya vuelto a La Mano mientras habéis estado fuera de la ciudad.

En las calles del barrio de los Artesanos es donde Dragón encuentra lo que andaba buscando, una joyería especializada en trabajar la plata. Tras tomar la precaución de quitar el retrato del medallón, entra en la tienda para preguntar al artesano. De esa visita no puede sacar información demasiado valiosa. El medallón es una de esas piezas elaboradas con plata fina de Ruanon propias de los sacerdotes de Ishir. El diseño también es típico de los religiosos de esta diosa, son joyas sin apenas adornos. Y la que encontrásteis en el Bosque de Espinas, en el refugio del maestro del Kai, no tiene ningún rasgo especial... salvo el retrato de la Suma Sacerdotisa, claro.

Más tarde, Gato pregunta en una de las pocas librerías de Ruanon sobre volúmenes que traten sobre linajes de familias nobles de Sommerlund, pero no le pueden ayudar en nada. Ese tipo de libros son encargados por nobles para salvaguardar la historia de sus linajes y es raro que se ofrezcan para el público en general. Le recomiendan que busque en la gran Biblioteca de Ruanon, en La Mano. Gato sonríe a medias, desde luego que piensa pasarse por allí.

Haceis un descanso de nuevo en la taberna donde habéis dejado vuestros caballos, mientras reponéis fuerzas con un cordero asado con hierbas. Mientras, decidís qué hacer. Gavilán sugiere que os adentréis en La Mano usando la entrada oculta que descubristeis gracias a la información del Helghast, y todos estáis de acuerdo. Ese acceso os lleva al interior del Palacio, y por lo que sabéis, los peligrosos arcabuceros sólo se encuentran en las murallas. Además, se trata de una entrada mucho más segura y sencilla que la que está en la parte exterior de la muralla.
Una vez estéis dentro, tendréis que desplazaros sin ser vistos en busca de pistas por toda la fortaleza. Gavilán recuerda que debido a los incidentes con el Fantasma, hay un toque de queda en la fortaleza al ponerse el Sol, por lo que infiltrarse tras el ocaso será lo mejor, ya que sólo os tendréis que preocupar de los guardias y la oscuridad será vuestra aliada.

El resto de la tarde la pasáis preparándoos para la incursión, y estudiando los planos de la Mano que gato sacó de la Biblioteca. Para no despertar sospechas pagáis dos habitaciones dobles y os retiráis a ellas antes del ocaso, como si os fuerais a dormir pronto, pero en realidad dejáis la posada por una puerta trasera. Nadie se dará cuenta de vuestra ausencia esta noche.

Cuando el Sol está poniéndose os adentráis por la trampilla en una caverna oculta en la base del precipicio que se encuentra en la parte posterior de la Fortaleza, en un terreno abrupto y rocoso.
Avanzáis bajo la luz de una antrocha por un estrecho pasillo que asciende ligeramente durante varios centenares de metros, hasta llegar a una pequeña sala circular. En su centro sólo hay una mesa redonda de piedra cubierta de velas semiderretidas con cuatro asientos de piedra alrededor. En una de las paredes hay un complicado sistema de engranajes accionados por una palanca que lleva al interior de La Mano.
Os tomáis unos momentos para aseguraros que haya anochecido mientras os poneís vuestros ropajes negros junto con una capa del mismo color, lo que os ayudará a pasar más desapercibidos en la oscuridad.

Una vez preparados, accionais la palanca y una abertura estrecha se abre en la pared. Al otro lado se encuentra la pequeña sala anexa al Gran Salón. Tras escuchar con atención para aseguraros que no haya nadie, salís de la pared tras el gran tapiz que la cubre. La sala está sumida en la oscuridad, y esperáis mientras vuestra vista se adapta a ella. Es demasiado arriesgado llevar ningún tipo de iluminación aquí.

Con cuidado abris la puerta y accedeis al Gran Salón, que se encuentra desierto, en silencio e iluminado por unos pocos candelabros. Parece que no hay nadie aquí, pero sabeis que hay que tener cuidado, ya que sin duda debe de haber rondas de guardias moviéndose por el palacio y es muy posible que pasen por este Salón con frecuencia...

Jolan

Mensaje por Jolan » 30-May-2005, 21:28

La luz mortecina de varias velas encendidas confiere al Gran Salón un aspecto un tanto fantasmal. A partir de este momento, sé que debo extremar la cautela y el sigilo, por lo que alerto mi disciplina de camuflaje para reaccionar con rapidez ante cualquier movimiento que provenga de alguien distinto a mis hermanos.

- Creo que desde aqui podríamos llegar hasta la torre de la biblioteca sin dar demasiadas vueltas. Supongo que habrá algún tipo de acceso a través de los pasillos de palacio sin necesidad de salir al patio exterior, que sin duda estará más vigilado. Una vez allí, tenemos varias opciones: buscar algun tipo de sala en la biblioteca donde puedan guardarse libros "especiales", o también intentar registrar los aposentos del Maestro Dragair- susurro a Gato, Dragón y Cuervo. - ¿qué opinais?

Mientras mis compañeros deliberan el camino a seguir, y hacia dónde, rebusco entre el equipo de mi mochila. Recuerdo que guardo un vial de hierba de la orca, y quiero tenerlo a mano. Puedo improvisar un trapo con cualquier trozo de tela, que convenientemente empapado en el líquido bien podría servirme para dejar fuera de combate a más de un centinela, sin necesidad de emplear las armas.

Avatar de Usuario
JDKaos
Gran Corona
Mensajes: 3144
Registrado: 27-Mar-2005, 1:19
Ubicación: Valladolid

Mensaje por JDKaos » 30-May-2005, 21:50

Me fusiono con las sombras mientras me cubro con mi manta, con un asentimiento de cabeza indico a mis hermanos el camino a la biblioteca, decido que ese sera el primer lugar a investigar, tambien me gustaria investigar los aposentos de dragair, pero eso mejor para el final, un mago tan poderoso tendra defensas magicas, despues nos podremos ir del castillo, cojo uno de los trapos humedecidos con horca de mi hermano para poderlo utilizar con la guardia que nos encontremos...
:smt003 :smt005 :smt003 :smt005 :smt003

Fantasma Grunweazel

Mensaje por Fantasma Grunweazel » 30-May-2005, 22:14

Sigilosamente me desplazo siguiendo a Dragón. Coincido en investigar la biblioteca. Y especialmente ardo en deseos de hacer una visita a los aposentos del mago...

Responder