LA SOMBRA SOBRE RUANON.

Si te atreves a ponerte en la piel de un Señor del Kai, si te crees capaz de desafiar a los Señores de la Oscuridad, o si deseas simplemete pasar un buen rato, entra y asume el riesgo... pero quedas advertido...
Fantasma Grunweazel

Mensaje por Fantasma Grunweazel » 10-Abr-2005, 19:38

Me llevo la copa a los labios aparentando que bebo pero, en realidad estoy concentrado en sondear la mente de la mujer, aunque trato de hacerlo de la manera más discreta posible.

DRÁGALIN

Mensaje por DRÁGALIN » 10-Abr-2005, 19:48

Todos los Personajes Jugadores
Horario: Tarde
Lugar: Ciudad de Ruanon / Mercado Central


La mujer vassagonia mira directamente a los ojos de Gavilán, que aguanta la mirada sin pestañear. Después, toma un ligero sorbo de te y os dice:

Aunque mis viajes me han traido a Ruanon en numerosas ocasiones, nunca tuve la oportunidad de conocer al venerado Maestro del Kai ni de hacer negocios con él, una lástima...
En cuanto a la sustancia de la que me habla... Deja la copa en la mesita con delicadeza... Por supuesto que la conozco. Dispuse de un pequeño vial hasta hace apenas dos meses, cuando lo vendí. Lamento no poder complacer a mis señores en este aspecto...

Tratáis de evitar que os afecten las palabras de Elessa. Demasiada casualidad esa venta y la muerte de Lobo Gris. Gato contempla a la mujer mientras se sirve más te. Su sexto sentido no le indica que os esté mintiendo ni que tenga intenciones ocultas contra vosotros...

Jolan

Mensaje por Jolan » 10-Abr-2005, 22:04

- Oh,... una verdadera pena... - adopto un gesto afectado. - Qué contrariedad para mis superiores de la Orden. En fin... pero las cosas son como son, y no hay nada que no pueda esperar, ¿verdad? Quizás en un futuro volvais a recibir ese producto. - la observo con cordialidad...- Es lógico que no llegarais a conocer a nuestro apreciado maestro; era un hombre muy ocupado, siempre realizando experimentos e investigaciones, para los que bien pudo disponer del ingrediente al que nos referimos. Tal vez envió a alguno de sus asistentes a recogerlo, quizás alguien de palacio de su plena confianza, y por eso nunca tratásteis con el.

¡Cómo intimidan esos ojos!

- Pero claro... un negocio tan próspero y bien provisto como el vuestro, debe recibir un enorme trasiego diario de compradores; asi que supongo que sería difícil que recordarais a quien se pudo suministrar esa última dosis...

DRÁGALIN

Mensaje por DRÁGALIN » 10-Abr-2005, 23:21

Todos los Personajes Jugadores
Horario: Tarde
Lugar: Ciudad de Ruanon / Mercado Central


Elessa sonríe. No lo veis por el velo, pero estáis seguros de que sonrie.

Todos sabemos para que se usan las lágrimas de Lys, pero yo no pregunto qué uso le va a dar quien lo compra, del mismo modo que un espadero no pregunta para qué van a utilizar las espadas que fabrica. No lo preguntamos porque todos sabemos cuál es su único uso...
Y además, no puedo revelar la identidad de mis compradores. Eso restaría toda mi reputación, y en los circulos en los que me muevo eso lo es todo. Juego con mis propias reglas, y me enorgullezco de no romperlas nunca. Además, en este caso concreto, no podría aunque quisiera. El comprador era un encapuchado que no reveló su rostro, de hecho, ni siquiera puedo estar segura si era el comprador real o sólo un intermediario; alguien que se hace con un veneno tan letal como las Lágrimas de Lys es normal que no quiera revelar su identidad.

Vuestra intuición no os indica que Elessa esté mintiendo, aunque no dudáis de que es toda una experta en el arte de la manipulación. Mide sus palabras como si estuviera planeando un movimiento de ajedrez.

La comerciante vassagonia toma un sorbito de te y prosigue:


No podré conseguir otra dosis hasta que vuelva a viajar muy al Sur. Podría tardar un año, o quizás más tiempo todavía... Entretanto, puede que les interesen algunos de mis artículos más especiales. Elessa es tiene la reputación de ser capaz de dar a cada comprador aquello que realmente está buscando.

Avatar de Usuario
Parsion
Gran Sol
Mensajes: 2704
Registrado: 27-Mar-2005, 1:36
Ubicación: Sommerlund´s Forest
Contactar:

Mensaje por Parsion » 11-Abr-2005, 0:13

Pensando en sus palabras y en la belleza oculta tras ese velo, intento mantener mi rostro imperturbable, pregunto:

-Señora, ¿cuanta dosis vendísteis?
¡EL SEÑOR DEL KAI HA VUELTO!

DRÁGALIN

Mensaje por DRÁGALIN » 11-Abr-2005, 14:36

Todos los Personajes Jugadores
Horario: Tarde
Lugar: Ciudad de Ruanon / Mercado Central


Apenas un dedal de ese líquido, contenido en una botellita minúscula de cristal transparente. Como se puede imaginar, es un artículo muy caro, y se vende en pequeñas dosis.

Un dedal. La cantidad suficiente para matar a una persona, aunque esa persona tuviese la fortaleza y las habilidades especiales de un Señor del Kai.

DRÁGALIN

Mensaje por DRÁGALIN » 13-Abr-2005, 18:40

Todos los Personajes Jugadores
Horario: Tarde
Lugar: Ciudad de Ruanon / Mercado Central


Os despedís de Elessa y salís de nuevo al mercado. Poco a poco los comerciantes van recogiendo sus mercancías, no falta mucho para que el día toque a su fin.
Mientrais avanzais al trote por las calles de piedra decidís separaros para no salir los cuatro a la vez por la salida oeste de la ciudad. Estáis casi seguros de que nadie os ha seguido, pero no está de más ser prudente.

Poco después os reunís bajo una arboleda, ya a las afueras de la ciudad, donde os podeis despojar de vuestas capas negras de viaje y volver a colocaros vuestras verdes capas del Kai. Y sin más, comenzáis el galope hacia el oeste, hacia el Bosque de Espinas.

Delante vuestro, el Sol comienza a ponerse. No será un camino fácil, tendréis que viajar de noche y no hay caminos que lleven a ese bosque, por lo que tendréis que ir campo a través, guiándoos por las estrellas. Antes de que amanezca ya deberiáis haber llegado, si no hay imprevistos.

DRÁGALIN

Mensaje por DRÁGALIN » 13-Abr-2005, 18:46

---------------
Horario: Noche
Lugar: Ciudad de Ruanon / Barrio Viejo


La habitación en la que ahora se reunen los encapuchados está en la segunda planta de una casa de piedra del Barrio Viejo. La reunión ya ha comenzado, aunque sólo están tres de ellos.
¿No hay ninguna noticia de ese Fantasma? Pregunta uno de ellos con voz suave.
Otro le responde con brusquedad, parece estar disgustado. Desgraciadamente todavía nada. Pero por lo menos eso nos ha servido como excusa para poder situar a nuestros hombres en La Mano... a nadie le ha extrañado la llegada de la unidad de arcabuceros.
Por cierto, ¿os habeis ocupado ya de Marr?
El interpelado asiente. Si, está todo arreglado.
¿Le habeis matado?
No. Responde el tercer encapuchado, una mujer. Ese joven puede sernos de mucha utilidad más adelante. Lo ganaremos para nuestra causa, y si no, se le obligará.

Hay un momento de silencio, que se rompe cuando uno de los encapuchados murmura con rabia. Aun no puedo creer que los Señores del Kai descubrieran nuestro lugar de reunión. Sin duda los hemos subestimado.
La mujer vuelve a intervenir. Por eso estamos aquí esta noche, para decidir si actuamos o no. Recordad el mensaje del cuervo blanco... No queda mucho tiempo ya.

Se han ido.
Los tres se vueven hacia la figura encapuchada que acaba de hablar, que toma asiento y se echa la capucha para atrás, revelando un rostro de rasgos afilados, ojos verdes y pelo largo muy rubio, casi blanco... el Maestro Dragair.

¿Qué quieres decir con eso? Le pregunta el hombre de la voz suave.
Lo que has oido. Le responde el Mago. Han salido de Ruanon antes de la caida del Sol, por sorpresa. Nadie sabe exáctamente hacia donde.
Un silencio preocupado llena la estancia. Los otros encapuchados se miran entre sí.
¿Crees que lo saben? Pregunta la mujer.
No, si fuera así habrían venido a por mí primero, aunque no tuvieran ninguna prueba, no hubieran salido de la ciudad.
¿No sabemos hacia donde se dirigen?
El Maestro Dragair hace una pausa. Sonrie con astucia y luego dice. Han tratado de pasar inadvertidos, pero no es fácil engañar a un Mago. Han partido en dirección oeste.

¿Oeste? Dice el malhumorado. Allí lo único que hay es...
El Bosque de Espinas. Termina la mujer por él. El refugio de Lobo Gris...

El malhumorado da un golpe con su puño en la mesa. ¿Cómo demonios se han enterado? Maldita sea, te recuerdo que si matamos a Lobo Gris fue por lo que pudiera tener en ese lugar. ¡Todo podría venirse abajo si descubren las verdades que sabía el viejo!
El Maestro Dragair trata de calmarlo. Aun así no deberiamos preocuparnos. El reloj corre en nuestro favor, ya no tienen tiempo de advertir a Holmgard o a la Orden del Kai, no llegarían a tiempo. Pase lo que pase, están sólos.

El encapuchado todavía no ha controlado su rabia. Esto ha ido demasiado lejos. Debemos deshacernos de ellos en este momento.
El Mago de Torán asiente. Es muy posible que el mismo Bosque de Espinas lo consiga. Te recuerdo que Lobo Gris lo infestó de trampas mortales, además de que cuenta con sus propios guardianes. ¿Debo recordarte que de los hombres que enviaste para entrar en el Bosque de Espinas, ni uno sólo regresó?

El encapuchado asiente. Es cierto, pero te recuerdo que ellos, como Señores del Kai, puede que tengan más posibilidades de acceder a él. Es hora de que use mis influencias... El hombre sonríe con ferocidad. Me aseguraré de que si sobreviven al Bosque de Espinas jamás lleguen a ninguna parte...

DRÁGALIN

Mensaje por DRÁGALIN » 14-Abr-2005, 19:14

Todos los Personajes Jugadores
Horario: Mañana
Lugar: Bosque de Espinas


El cielo empieza a clarear cuando llegáis a las inmediaciones del Bosque de Espinas, al pie de las impresionantes cumbres nevadas de las Durncrag. Habéis cabalgado durante toda la noche, pero no os sentís fatigados, un Señor del Kai es capaz de pasar días sin dormir sin perder sus facultades. Además, vuestros caballos se han portado, llevándoos con trote firme en la oscuridad.

A medida que os acercáis, aproximandoos por el norte, comprendeis el por qué de su nombre. La Espina del Diablo ha vampirizado lo que en un tiempo fue un bosque centenario, ahora es la unica planta de los alrededores. Se tata de un bosque formado por zarzas gigantes de gruesos troncos negruzcos, tan altos como árboles normales y tan enmarañados como puede ser una enredadera. Tan sólo parece que en el corazón del gran bosque se ven las copas de altos árboles. Debe ser lo único que sobrevive del antiguo bosque, y estáis convencidos que es allí donde Lobo Gris debía tener su refugio.

Os internáis lo que os permiten las zarzas gigantes antes de veros obligados a desmontar. A partir de este punto, vuestros caballos no podrán avanzar y vosotros tendréis que avanzar a pie entre la maraña de vegetación espinosa. No os preocupan vuestras monturas, son animales listos y muy bien entrenados, y os esperarán lo que sea necesario. Sin mirar atrás, os internais entre la maleza.

Pasan unas horas mientras avanzais en dirección sur. Las zarzas gigantes se vuelven más enmarañadas, pero vuestro entrenamiento hace que os abrais paso con seguridad, cortando ramas y zarzas cuando es preciso. Ni siquiera llegáis a heriros con las espinas ni se os enganchan vuestras capas, tal es vuestra habilidad.
En el camino, Gavilán incluso encuentra unas bayas de dulce sabor, que os sirven como almuerzo mientras continuais el camino. Aupándoos en una rama podeis comprobar que os encontráis cerca ya del corazón del bosque, y por tanto os queda poco para dejar atrás estas malditas zarzas espinosas.

Pero es cuando pensais que vais a llegar al corazón del bosque cuando os veis obligados a deteneros. Una sima aparece ante vosotros. Tiene unas decenas de metros de profundidad y se prolonga a vuestra izquierda y a vuestra derecha hasta que la perdeis de vista con la vegetación.
Al otro lado de la sima se encuentra el corazón del bosque, un bosque viejo y oscuro, de altos árboles, donde todavía no ha llegado la maldición de la Espina del Diablo.

¿Qué es eso? A Gato y a Gavilán les ha parecido ver algo al otro lado de la sima, oculto entre la oscuridad del bosque. Ojos. Ojos animales que os observaban. Un segundo después, han desaparecido. No habéis podido pecibir qué clase de criaturas eran ni si constituyen una amenaza para vosotros, pero teneis la impresión de que no se trataban de ratoncillos campestres...

Fantasma Grunweazel

Mensaje por Fantasma Grunweazel » 16-Abr-2005, 17:07

¡Por las mazmorras de Torgar! No podemos quedarnos aqui todo el día!-digo exasperado--

Veo a Dragón que mira ansioso de un lado a otro, la inactividad le pone nervioso y no es para menos. Veo que por un instante mira hacia la izquierda y parece que va a echar a andar por ahi...Bueno, vamos allá...la izquierda parece tan buena opción como la derecha...Me encamino pues hacia la izquierda....
Última edición por Fantasma Grunweazel el 16-Abr-2005, 17:33, editado 1 vez en total.

Avatar de Usuario
JDKaos
Gran Corona
Mensajes: 3144
Registrado: 27-Mar-2005, 1:19
Ubicación: Valladolid

Mensaje por JDKaos » 16-Abr-2005, 17:09

Miro a mis compañeros mientras veo que asi no vamos a ninguna parte, aunque hacer un puente con cuerda no es mala idea no veo que haya muchas ganas de cooperar o posibilidades de hacerlo bien, por lo que me voy hacia la izquierda para encontrar un mejor sitio donde afrontar la sima, veo que mis hermanos tambien duda pero parece que me siguen...
:smt003 :smt005 :smt003 :smt005 :smt003

Avatar de Usuario
Parsion
Gran Sol
Mensajes: 2704
Registrado: 27-Mar-2005, 1:36
Ubicación: Sommerlund´s Forest
Contactar:

Mensaje por Parsion » 16-Abr-2005, 17:29

¿Las mazmorras de Torgar? ¿qué les pasará a esas mazmorras? ¿dónde está Torgar? ¿qué habrá querido decir Gato con eso? Y ahora Dragón parece que se impacienta y se va hacia la izquierda, quizás tenga razón y sea demasiado arriesgado cruzar esta cima con una cuerda. Musito para mis adentros.

Sigo a mis compañeros hacia la izquierda sin perder de vista el otro lado de la sima, demasiada siniestrez para un bosque.
¡EL SEÑOR DEL KAI HA VUELTO!

DRÁGALIN

Mensaje por DRÁGALIN » 16-Abr-2005, 20:18

Todos los Personajes Jugadores
Horario: Mañana
Lugar: Bosque de Espinas


Os movéis hacia la izquierda (en dirección Este) bordeando la sima. Mientras, encima vuestro, el cielo se va encapotando, parece ser que este va a ser uno de esos días grises y fríos de otoño. Cuervo musita una plegaria, esperando que no le de por llover, ya que eso haría vuestro camino aun más difícil.
Tras unos quince minutos de caminata entre espinas y gruesos tallos retorcidos veis un punto donde la sima se estrecha lo suficiente como para saltarla sin demasiada dificultad una vez despejéis un poco el borde de zarzas.

Avatar de Usuario
JDKaos
Gran Corona
Mensajes: 3144
Registrado: 27-Mar-2005, 1:19
Ubicación: Valladolid

Mensaje por JDKaos » 17-Abr-2005, 14:03

Miro la sima mientras me quito la mochila y saco la cuerda, solo cargo con mi armadura, mi espada y mi arco, me ato la cuerda a mi cintura y le doy el otro extremo a Cuervo, luego tomo carrerilla, calcula distancias y...

¡¡¡¡SALTO!!!
:smt003 :smt005 :smt003 :smt005 :smt003

DRÁGALIN

Mensaje por DRÁGALIN » 17-Abr-2005, 21:08

Todos los Personajes Jugadores
Horario: Mañana
Lugar: Bosque de Espinas


Despejáis un poco la zona, y tomáis la precaución de ataros con una de vuestras cuerdas para realizar el salto. Dragón es el primero en intentarlo, mientras que Gato y Cuervo sostienen la cuerda y Gavilán está al tanto del otro lado, con su lanza preparada para atravesar a cualquier amenaza que asome entre los árboles.
Y así, de uno en uno, sosteniéndoos y cubriendo uno al otro, pasáis al otro lado de la sima. Sólo Gato tiene un problema cuando no alcanza el otro extremo y está a punto de caer si no fuera por la cuerda que le sostiene. Afortunadamente para él no sufre ninguna herida digna de mención.

A los pocos minutos ya estáis preparados de nuevo y os internáis en el corazón del bosque, el bosque original, todavía no infectado por la Espina del Diablo. Los árboles son gruesos y altos, y el suelo está cubierto de todo tipo de vegetación, por lo que se parece más a una jungla que a un bosque. Además, entre el día gris que hace y las altas copas que cubren el cielo, casi parece que ha anochecido en su interior.

Jolan

Mensaje por Jolan » 17-Abr-2005, 23:42

Después de asegurarme que Gato se encuentra bien, sugiero la posibilidad de encender una antorcha para guiarnos el camino. Este bosque está bastante oscuro, y aunque quizá no convenga llamar la atención de sus pobladores, algo de luz puede servirnos para detectar más fácilmente cualquier posible amenaza.

Fantasma Grunweazel

Mensaje por Fantasma Grunweazel » 18-Abr-2005, 0:01

Me siento un poco aturdido después de...la experiencia. Me siento en un tocón de árbol cercano a recuperar la calma...después mi reacción es inesperada...me echo a reir...

-Por Kai, he estado a punto de..en fin, mejor no pensarlo más...

Avatar de Usuario
Parsion
Gran Sol
Mensajes: 2704
Registrado: 27-Mar-2005, 1:36
Ubicación: Sommerlund´s Forest
Contactar:

Mensaje por Parsion » 18-Abr-2005, 0:17

Ayudo a Gato a incorporarse de nuevo, y proseguimos la marcha. Me gustaría poner mi disciplina de rastreo al máximo en busca de algo que sirva de pista, oriente o de información.

-El bosque se está haciendo demasiado denso, extrememos la precaución hermanos.

Y con esto me embrazo el escudo en el brazo izquierdo y con la mano derecha agarro el hacha, apoyándola en mi hombro.
¡EL SEÑOR DEL KAI HA VUELTO!

DRÁGALIN

Mensaje por DRÁGALIN » 18-Abr-2005, 15:59

Todos los Personajes Jugadores
Horario: Mañana
Lugar: Bosque de Espinas


Os internáis silenciosamente en el denso bosque. Por un momento se os pasa por la cabeza el encender una antorcha para iluminar el camino, pero pronto desechais la idea, el bosque está lleno de sombras, sí, pero no está lo suficientemente oscuro para necesitar más iluminación, y una antorcha delataría vuestra posición desde mucha distancia.

De pronto, un susurro de Gato Alado hace que todos os quedéis helados.


Todos quietos... No avanceis ni un paso más...

Os quedáis congelados mirando a Gato, que se agacha delante suyo mientras os hace un gesto para que os acerquéis a él, cosa que haceis con extremo cuidado.
Él aparta con la mano la vegetación del suelo para revelar una fina cuerda tirante que se encontraba justo a un paso suyo. Una trampa, que se hubiera activado si Gato hubiera seguido caminando y hubiera roto la cuerda al pasar.

Debéis esar cerca del refugio si Lobo Gris mantenía este tipo de trampas activas. Por lo que recordáis, el viejo maestro era todo un experto en la construcción de estas mortales trampas. Atravesar este bosque va a ser más peligroso y lento de lo que esperábais.

Avatar de Usuario
JDKaos
Gran Corona
Mensajes: 3144
Registrado: 27-Mar-2005, 1:19
Ubicación: Valladolid

Mensaje por JDKaos » 18-Abr-2005, 16:20

Me quedo mirando la trampa embobado, ¡Esta claro que el difunto maestro no se andaba con chiquitas!

Decido a partir de ahora ir con mas cuidado y mirando a todas partes, y con mi espada sacada en todo momento...
:smt003 :smt005 :smt003 :smt005 :smt003

Responder