Solo contra la oscuridad

Si te atreves a ponerte en la piel de un Señor del Kai, si te crees capaz de desafiar a los Señores de la Oscuridad, o si deseas simplemete pasar un buen rato, entra y asume el riesgo... pero quedas advertido...
Avatar de Usuario
El Analandés
Principal
Mensajes: 1130
Registrado: 20-Ene-2009, 23:11
Ubicación: Madrid
Contactar:

Re: Solo contra la oscuridad

Mensaje por El Analandés » 12-Feb-2017, 14:35

Tal vez esos tipos sean sólo atracadores que te han visto sacar el dinero en oro del banco... o quizá lo del atropello de antes no ha sido coincidencia...

¡Adelante a todo gas!

Ya seguiré esta tarde. Me alegro de veros de nuevo por aquí.

Avatar de Usuario
El Analandés
Principal
Mensajes: 1130
Registrado: 20-Ene-2009, 23:11
Ubicación: Madrid
Contactar:

Re: Solo contra la oscuridad

Mensaje por El Analandés » 12-Feb-2017, 19:25

Tu Buick Coupe es más rápido que el Ford Sedan que te persigue y pronto aumentas distancia, aunque al tomar una curva una ráfaga de disparos acierta en el lateral de tu coche. Una bala agujera el salpicadero.

Te alegras cuando ves por el retrovisor que al trazar una curva derrapan y acaban en la cuneta. Piensas que saben adónde vas, porque este camino sólo lleva al aeródromo, y que reemprenderán la persecución, pero por lo menos te da un margen de varios minutos para despegar antes de que lleguen, por lo que no levantas el pie del acelerador.

...

Jueves 3 de Septiembre, 1931, tarde
Aeródromo de Bayside , Hingham, SE de Boston, MA.


Imagen

Imagen

Un bombardero De Havilland DH-4

-"¿Cómo que no podemos despegar ahora mismo?" - exclamas en voz alta. "¡Pero si ya tienes el motor en marcha! ¡Vámonos ya!"

Archibald Buchanan, piloto de caza y as durante la Gran Guerra con los británicos, y ahora instructor de vuelo y piloto comercial, no hizo preguntas estúpidas cuando te vio llegar a todo gas al aeródromo, con el auto echando vapor por el radiador sobrecalentado y con varios agujeros de bala en la carrocería y el parabrisas. Aceptó sin dudar tu explicación de que habías sido atacado por unos gangsters que te querían robar, y a tu ruego su mecánico Bucky guardó el auto en un hangar y lo cubrió con una lona, lejos de miradas indiscretas, ni a ti ni a Archie os interesa dar explicaciones a la policía.

— Escucha, Louis. Llegas pronto, el motor del aeroplano acaba de arrancar y aún está calentándose. Llevará cinco minutos, antes de que podamos despegar..

- ¡Pero los gangsters me persiguen! ¡Quieren matarme! ¡Llegarán enseguida! ¡Nos matarán! ¿Por qué no nos vamos? - dices mientras cargas la maleta en el compartimiento de las bombas, ahora usado para caja, del viejo biplano De Havilland DH 4.

Ignorando tu agitación, Archibald imperturbable te da una explicación técnica:

— El motor de un aeroplano no es como el de un coche, no puede arrancar en frío, necesita unos minutos para calentarse, para que los pistones de aluminio se expandan, y sobre todo para que el aceite se caliente y se vuelva más fluido. De lo contrario, si despegamos con el motor en frío, el aceite puede enfriarse y volverse más viscoso, entonces el motor se para... y nos estrellaríamos. . - explica mientras te entrega las gafas de aviador, la chaqueta, los guantes y el gorro, todo de cuero, aunque la temperatura es veraniega, a varios miles de pies de altura y con la corriente de aire a cien millas por hora, se pasa frío.

- No podemos despegar todavía si no queremos matarnos.. - hace un brusco gesto descendente con la mano.

Frustrado dejas caer todas las prendas en la hierba, el aeródromo no tiene pistas, si no que es un gran campo llano

- Está bien Archie, sáltate los detalles técnicos. Déjame sacar la pistola entonces, por si llegan antes. Pero por el amor de Dios, trata de despegar cuanto antes. Esos tipos no tienen pinta de dejar testigos.

Bucky el mecánico, ya inquieto por tu llegada pregunta preocupado a Archibald:

- ¿Llamo a la policía, jefe?

— No serviría de nada. Los tipos que persiguen a Louis llegarán antes. En cuanto estemos listos para despegar, retira los calzos, coge la moto y márchate a casa. Ya telefonearé de New York cuando vaya a volver para que me esperes en el aeródromo.

Bucky no necesita que se lo digan dos veces y tras limpiarse las manos grasientas en un trapo aún más grasiento, corre a sacar una motocicleta con sidecar y la aparca al lado del aeroplano.

Entretanto vuelves a sacar la maleta para sacar el revólver y lo cargas, antes de volver a dejar la maleta en el avión. Ansioso miras a lo lejos a por la carretera a ver si ves llegar el Ford negro de tus perseguidores. Con el ruido del motor es imposible oírles llegar.

Buchanan ya se ha vestido, y te indica que hagas lo mismo. Sube a la carlinga y comprueba los instrumentos y los mandos. Los alerones, el timón y el elevador se mueven mientras te pones la chaqueta. Estás abrochándote el casco cuando a lo lejos a un par de millas de distancia ves como se acerca por la carretera a toda velocidad el Ford, un punto negro que se va haciendomayor. Gritas a Archie que despegue de una vez. No te oye con el estruendo del motor, subes a la cabina del observador, ahora con un asiento de mimbre para el pasajero, como el del piloto, mucho más cómodo que el columpio de tela original, normalmente el observador iba de pie, y le palmoteas el hombro señalando a lo lejos. Buchanan levanta la vista de los instrumentos, hace una mueca, y se cala las gafas, hace un gesto con la mano a Bucky. Este, a toda prisa se agacha para tirar de las cuerdas de las cuñas que inmovilizan al aeroplano y las deja tiradas ahí en la hierba antes de subirse a la moto, arrancarla y marcharse a toda velocidad en la dirección opuesta, mientras el aeroplano empieza a carretear por la hierba y el auto de los gangsters se acerca cada vez más en dirección perpendicular al sentido de vuestra marcha.

No entiendes por qué Buchanan no gira el aeroplano alejándose del auto por el campo y despega ya, hasta que te das cuenta que hay que despegar contra el viento. ¡Y cada vez se acerca más! Aún no te has puesto los guantes y sacas el revólver del bolsillo del chaquetón, te giras y apoyas la rodilla en el asiento y el brazo en el reborde circular de la cabina, donde se apoyaba el montaje para la ametralladora, y apuntas hacia el auto, cuando Buchanan hace girar al aeroplano para encararse al viento. Ya están lo bastante cerca para que veas al del sombrero negro asomarse por la ventana, el timón y el empenaje te estorban el tiro, pero el conductor se aparta a la derecha para que el de la Mauser pueda disparar mejor. Empiezas a disparar a medida que el aeroplano acelera para el despegue y va rodando dando botes por la hierba con el auto siguiéndoos. Con satisfacción ves como dos de tus balas abren agujeros en el parabrisas, por desgracia no aciertas ni al conductor ni al de la pistola. La ráfaga de la pistola ametralladora para tu alarma abre agujeros en la tela del fuselaje. Disparas otra vez y rompes uno de los faros y metes una bala en el capó del auto. Una segunda ráfaga pasa por encima de tu cabeza, y agujerea el ala superior y arranca astillas de un montante del ala. El aeroplano acelera cada vez más y va dejando atrás al auto. Disparas hasta quedarte sin balas, agujereando el radiador del auto. El de la pistola ametralladora también tiene que recargar, pero para cuando tras una larguísima carrera de despegue y un par de botes os eleváis , ya se han quedado rezagados. El aeroplano empieza a ganar altura despacio sobre las aguas del puerto, y el del sombrero negro os dispara una última ráfaga cuando estáis ascendiendo, pero falla.

El motor del aeroplano carraspea y te vuelves en el asiento para mirar adelante, alarmado, ves como ganáis altura muy despacio y los edificios en la península al otro lado del brazo de agua se acercan. Metes el revólver en el bolsillo y te abrochas a toda prisa el cinturón de seguridad, temiendo que se pare el motor y os estrelléis, o que choquéis antes de ganar altura.

Por suerte Buchanan es un piloto excelente. El motor no se para. Al ser verano el motor no estaba tan frío que necesitara calentarse mucho, y consigue pasar por encima de los tejados por una decena de pies. Aliviado, te pones los guantes y te bajas las gafas.

Ganáis altura y a unos pocos cientos de pies, Buchanan vira al oeste, sobre la bahía de Massachusetts y orienta el avión hacia el suroeste, hacia New York. Podéis ver allá abajo como el auto negro ha dado la vuelta y atraviesa el campo de regreso a la carretera. Te preguntas quién diablos eran esos tipos.

Inquieto por los agujeros de bala, palmoteas a Buchanan en el hombro y se los señalas. Buchanan se vuelve en el asiento y tras inspeccionarlos y comprobar los mandos, hace un gesto desdeñoso con la mano y levanta el pulgar para indicarte que no te preocupes, que no es nada. Tranquilizado, te arrellanas en el asiento y tratas de disfrutar del viaje y contemplas el paisaje de a luz de la tarde de finales del verano. Aunque no es la primera vez que viajas en aeroplano, nunca te cansas de la experiencia. El aeroplano sobrevuela el pueblo de Hingham, uno de los primeros asentamientos de los colonos ingleses fundado en 1633, con su iglesia. Y después de un rato llegáis a la vía del ferrocarril Boston-New York debajo, que Buchanan sigue para orientarse. Sabes que tendrás que darle una buena explicación cuando aterricéis.

Imagen

Una versión civil monoplaza del DH4, el aeroplano de Buchanan sería muy similar.
Última edición por El Analandés el 13-Feb-2017, 16:46, editado 1 vez en total.

Avatar de Usuario
El Analandés
Principal
Mensajes: 1130
Registrado: 20-Ene-2009, 23:11
Ubicación: Madrid
Contactar:

Re: Solo contra la oscuridad

Mensaje por El Analandés » 13-Feb-2017, 15:25

Jueves 3 de Septiembre, 1931,
Bronx, New York, 18:00 horas

Imagen

La distancia entre Boston y New York es algo menos de 200 millas, en línea recta, pero desde la bahía de Boston, Buchanan va más al sur hacia Providence, Rhode Island son 35 millas que hacéis en quince minutos. Sobrevoláis la fantástica ciudad colonial

"un gran mar que se extendía hacia occidente, un mar de tejados y cúpulas y colinas lejanas ... que se destacaba, violento y místico, contra una puesta de sol febril y apocalíptica llena de rojos, de dorados, de púrpuras y de extrañas tonalidades de verde. Una silueta masiva resaltaba entre aquel océano, la vasta cúpula marmórea del edificio de la Cámara Legislativa con la estatua que la coronaba"


H.P. Lovecraft, El caso de Charles Dexter Ward

, antes de virar hacia el Este hacia New York, sobrevolando Connecticut y siguiendo la línea de la costa.


Hora y media más tarde avistáis en lontananza el imponente espectáculo de los ciclópeos rascacielos de acero, cristal y cemento de New York, esa moderna Babilonia, entre ellos el obelisco del Empire State, inaugurado este año, que te recuerda la historia bíblica de la Torre de Babel, y aterrizáis tras dos horas de vuelo. Hay muchos aeropuertos en New York, pero la ventaja de volar con Buchanan en este viejo cacharro es que os dirigís al campo Curtis, un pequeño aeródromo poco frecuentado en el Bronx, al lado del río Hutchinson, apenas una pista de aeroclub, no un aeropuerto comercial. Este lugar tiene la ventaja de estar en el centro y es mucho más discreto Esperas que haya pocos testigos que se den cuenta de los agujeros de bala en la tela del aeroplano. No quieres perder más tiempo dando explicaciones a la policía, aunque no sabes si podrás convencer a Buchanan de que se olvide del asunto, una vez pasado el peligro.


Imagen

Tomáis tierra y carreteáis hasta el hangar. En el campo apenas hay un par de mecánicos, que acuden a poner los calzos. Te inquietas cuando uno le pregunta extrañado y medio en broma a Buchanan:

- ¿Qué diablos le ha pasado a tu cacharro Buchanan? Tienes agujeros de bala, ¿te ha atacado el Barón Rojo o qué? La guerra fue hace mucho, ya sabes.

Buchanan hace un gesto de fastidio:

- ¡No me hables!. Díselo a mi compañero de escuadrón. El muy idiota vino hoy al aeródromo a comer, se emborrachó y empezó a pegar tiros con una pistola y me agujereó la cometa. Pensaba parchearlo esta tarde, pero el Señor Importante aquí - dice indicando con el pulgar por encima del hombro - tenía mucha prisa por llegar a New York hoy, y cuatro agujeros no son nada. Durante la guerra volvía a veces con el aeroplano como un colador. No os molestéis, en seguida despego y me vuelvo a Boston.

Aliviado porque Buchanan te haya encubierto y los mecánicos acepten su historia sin dudar, os alejáis un poco para hablar sin que os oigan, y te desvistes de las ropas de vuelo. Empiezas disculpándote por haberle puesto en peligro y los daños y molestias que le has causado, pero Archibald te ataja. Lejos de estar preocupado, parece entusiasmado:

-¿Bromeas? ¡No me divertía tanto desde la guerra!

Te quedas desconcertado. Los aviadores tienen fama de chiflados. Y los pilotos de caza más todavía. ¡A ti la guerra no te pareció divertida en absoluto!. Buchanan prosigue:

-Ahora, cuéntame, ¿quiénes eran esos tipos y por qué tenías tanta prisa? ¿En qué turbio asunto te has metido? ¿Son gangsters irlandeses o italianos?

Te lleva un rato convencer a Buchanan de que no estás metido en el contrabando de alcohol ni tienes deudas de juego y que no tienes ni idea de quiénes eran ni por qué querían matarte, pero no te cree. Al final tienes que explicarle que vas a Europa a sacar a Gliere de la cárcel, donde está preso por contrabando de antiguedades, que te metiste en su casa para buscar pistas, y cómo te encontraste con un ladrón que por poco te acuchilla, y que crees puede estar relacionado con esos gangsters del auto, igual era uno de ellos. Buchanan te interrumpe.

-¡Ajá! ¡Lo sabía! ¡Sabía que tenía que haber algo detrás! ¡Se trata de un tesoro! ¿a que sí? Escucha, no le digo nada a la policía, pero yo también quiero entrar, ¿entiendes lo que digo?

Suspiras. Cuanto daño han hecho los reportajes sobre los tesoros de la tumba de Tutankhamon. Ya que le debes una al piloto, y pensando que igual te viene bien su ayuda para encontrar la tumba de Akenatón, pues la fotografía aérea ha demostrado su utilidad en localizar las ruinas de las antiguas civilizaciones de Mesopotamia, aceptas contratarle como miembro de tu expedición, cuando organices una.

Buchanan aparte de cerrar la boca, también se ofrece a que su mecánico te arregle el coche de forma discreta. Te quedas contrariado porque es un gasto imprevisto, pero por otra parte no puedes llevarlo a un taller a que parcheen los agujeros de bala y te cambien el parabrisas sin que avisen a la policía. Tras regatear un poco, acuerdas pagarle cien dólares para que pase por chapa y pintura y te guarden el coche en el hangar hasta que vuelvas. Sospechas que Archibald también te va a coger el coche prestado pero no tienes elección.

Una vez cerrado el trato, recoges tu maleta para irte. Te preocupas cuando le ves dispuesto a despegar de nuevo. Sólo queda algo más de una hora de luz y anochecerá antes de que llegue a Boston. Te dice que no te preocupes, que es un piloto experimentado y que conoce el camino y habrá claridad suficiente para que pueda volver, ya avisará a Bucky para que encienda unos fuegos de gasolina en el campo para iluminarlo facilitar el aterrizaje

- Además, aunque se hiciera de noche cerrada, no me perdería. Prefiero no volar de noche si puedo evitarlo, pero ahora volar por la noche no es tan peligroso como durante la guerra. Los pueblos y ciudades están iluminados, y Correos ha instalado en los últimos años en las rutas aéreas unos reflectores cada 15 o 25 millas, como balizas de ayuda a la navegación nocturna.

Por último le ayudas a subir un pesado saco de arena al asiento del pasajero, como lastre para equilibrar el aeroplano, y te quedas contemplando cómo despega.

Desde el aeródromo puedes telefonear para pedir un taxi. Piensas en cómo ahorrarte algo de dinero en comida y alojamiento ¿A dónde irás?

Elección:

- Llamas a tu amigo el banquero Holt, ya le has avisado de que venías, y supones que te invitará a cenar a su casa, aunque luego. Aunque en realidad quieres verle para darle un sablazo y que te preste dinero para el viaje. Luego tendrás que buscarte un hotel, para no abusar de su hospitalidad.

- También puedes llamar a tu ex-novia Nora McShane. Sabes que no tendrá problemas para que te quedes a dormir en su casa, por contra, tendrás que invitarla a cenar a un restaurante.

¿A quién verás primero?
Última edición por El Analandés el 13-Feb-2017, 17:22, editado 2 veces en total.

Avatar de Usuario
El Analandés
Principal
Mensajes: 1130
Registrado: 20-Ene-2009, 23:11
Ubicación: Madrid
Contactar:

Re: Solo contra la oscuridad

Mensaje por El Analandés » 13-Feb-2017, 15:31

He revisado la historia y he cambiado algunos detalles, la he completado con mapas, horarios, y fotos. El cálculo del tiempo y el dinero es importante en esta aventura. Luego añado una nota sobre gastos hasta ahora.

Espero que os haya gustado callejear un poco por Arkham, para ver la vida y el ambiente cotidiano que Grunewald deja atrás al embarcarse en su aventura. Parece un exceso de detallismo por mi parte, pero claro, Arkham consume tiempo en los trámites, ir al banco, a la estación, comer ... etc.

Por cierto, los nombres de las calles son de personajes de las obras de Lovecraft, aunque por otra parte no dejan de ser apellidos comunes en Nueva Inglaterra.

Lo de investigar la aviación en esta época ha sido muy gratificante, en sitios dedicados a aeródromos históricos ha sido una suerte encontrar un campo cerca de Boston exactamente como lo había imaginado, un pequeño aeródromo privado sin testigos del tiroteo, y otra suerte tremenda descubrir que había un aeródromo en pleno centro de la ciudad. New York es enorme y tener que aterrizar en Long Island, por ejemplo, a 20 km del centro en Manhattan es un fastidio y otra pérdida de tiempo.

Sobre lo de volar de noche y las ayudas a la navegación, esta página es muy interesante

http://www.centennialofflight.net/essay ... /POL13.htm

Gracias a los servicios astronómicos puedes hallar cuando sale el sol y cuando amanece en cualquier fecha y lugar del año.

Y ahora me doy cuenta de que al contrario que lo que dice el libreto, sí se pueden hacer llamadas a larga distancia. Es decir, puedes llamar de Arkham a New York para pedir información sobre horarios de barcos, claro que es una llamada vía operadora.

De hecho en 1927 ya se podían hacer llamadas internacionales transatlánticas, de Nueva York a Londres. En esta época como las llamadas hay que establecerlas vía operadora y no hay contestadores automáticos, a larga y media distancia sigue siendo mejor enviar telegramas, es menos engorroso y tardas menos tiempo.

gurach1
Postulante
Mensajes: 8
Registrado: 24-Nov-2016, 17:35

Re: Solo contra la oscuridad

Mensaje por gurach1 » 13-Feb-2017, 23:47

Aunque lo logico seria ir al banquero, prefiero ir a ver a Nora, descansar y ponernos al dia sobretodo por que dentro de nada se va a hacer de noche. Aprovecho y hago calculos y asi al dia siguiente voy a ver a Holt a pedirle dinero y de paso llevo a Nora a cenar

Avatar de Usuario
Dark-kia
Gran Maestro del Kai
Mensajes: 1532
Registrado: 25-Feb-2010, 16:41
Ubicación: Al-Andalus (Córdoba)

Re: Solo contra la oscuridad

Mensaje por Dark-kia » 14-Feb-2017, 13:07

Estoy de acuerdo. Mejor molestamos a la 'ex' antes que ir de noche a casa del banquero. Podría recogernos y ahorrarnos el taxi. Por la mañana iríamos a ver al banquero y a comprar munición a una armería. También pondría sobre aviso a Buchanan, puede que lo estén esperando los gansters para preguntarle a donde nos ha llevado, para que mienta y nos de tiempo.
Imagen

Avatar de Usuario
El Analandés
Principal
Mensajes: 1130
Registrado: 20-Ene-2009, 23:11
Ubicación: Madrid
Contactar:

Re: Solo contra la oscuridad

Mensaje por El Analandés » 14-Feb-2017, 20:10

Al final, ni una cosa ni la otra. He tirado dados y no ha habido suerte. Toca pagar un hotel.

Imagen

Imagen

Imagen

Pides al taxista que te lleve a un hotel céntrico pero no muy caro. Te lleva al Hotel Latham, en Manhattan, 28 East Street. Son más de quince millas de carrera. Te abruma lo vasta que es la gran ciudad.

El hotel ha visto tiempos mejores. De hotel lujoso, a tranquilo hotel familiar en los años 20, y desde la Depresión, ahora atrae a una clientela más sórdida. El taxista te cuenta que en Marzo tres atracadores irrumpieron en una de las habitaciones donde había una timba de poker clandestina para robar la banca, pero uno de los jugadores era un ex-policía y se liaron a tiros[
"¿Pero eso a usted no le importa, a que no?" te dice con sorna. Se nota que el taxista ha decidido por tu aspecto de gangster que eres una persona sórdida e indecente y que es exactamente la clase de alojamiento que buscas.



Imagen

Mapa turístico de Manhattan, 1926


Decides llamar a Nora. No coge el teléfono. Es raro, termina de trabajar a las cinco y ya debería estar en su casa de Brooklyn. O trabaja hasta tarde y no ha llegado, o a lo mejor ha salido a hacer la compra o...

Sientes una punzada de celos al pensar que a lo mejor cena fuera y sale con un compañero de trabajo, como ese lechuguino baboso del editor de noticias locales que te crispaba los nervios, aunque Nora decía que sólo eran amigos.

Decepcionado, piensas que a lo mejor es demasiado esperar que Nora siga prendada de ti y que es mucho pedir que te deje dormir en el sofá.

Cuelgas y llamas a Holt a su ático del Upper East Side, en la Quinta Avenida, con vistas a Central Park. Jenkins, su mayordomo, contesta al teléfono y te dice que el señor Holt tiene compañía esta noche. Sabes que Ernest está divorciado, así que adivinas que se trata de alguna amiguita o furcia, más bien. Te informa que el señor Holt te invita a almorzar mañana en su apartamento, ¡el muy tacaño!, esperabas que te llevara a algún sitio caro.

No tienes más remedio que llamar a un taxi. Ya le pedirás al taxista que te lleve a un hotel.

Ya en el hotel, telefoneas al aeródromo de Hingham, todavía falta una hora para que Buchanan llegue, pero quieres hablar con Bucky, su mecánico, para prevenirle respecto a los gangsters que te atacaron. Nadie coge el teléfono. Supones que el mecánico estará ocupado en la pista, poniendo luces. Vuelves a llamar dentro de un rato, y nada. Encargas la cena al servicio de habitaciones. Ya es tarde para salir y encontrar un restaurante todavía abierto.

Mientras llega la cena limpias el revólver. Imaginas la cara que pondrá la doncella de la limpieza cuando recoja los casquillos de la papelera, pero esto es New York y los empleados de los hoteles son discretos, pero aun así tapas el revólver con un pañuelo cuando llega el camarero con el carrito.

Después de cenar, te sirves el resto del whisky que cogiste de la mesa de Gliere. Cuando esto acabe tu amigo te va a tener que pagar las copas durante el resto de tu vida. Vuelves a llamar al aeródromo, imaginas que Buchanan ya habrá llegado.

No contestan. Empiezas a preocuparte. Buchanan iba con la gasolina justa para volver. ¿Le habrá ocurrido algo? Inquieto, pides a la operadora que te busque los teléfonos de los aeropuertos del área de Boston y empiezas a llamar a todos. Nadie sabe nada.



-583- EL HOTEL

¡Qué hallazago! Este hotel sólo cuesta 2$ por noche y es grande, cálido, espacioso, cómodo y limio. El servicio de habitaciones cuesta 1$ por comida, de 5 de la mañana a 9 de la noche. Al día siguiente ve a cualquier situación en Nueva York.


NUEVA YORK Muelle 56: Naviera Cunard.........................................404
(abierto las 24 h)
Estación de ferrocarril (Grand Central.........................146
(abierta las 24 h; dispone de restaurante)
Librería E.S. Wilentz...^..................................................54
(abierta de 10 a 6, Lunes a Sábado)
Biblioteca pública...........................................................74
(abierta de 9 a 9 todos los días)
Consulado de Grecia......................................................30
(abierto de 9 a 12 y de 2 a 6, Lunes a Viernes)
Hotel con servicio de habitaciones.....................:.........583
(abierto las 24 h)
Emporio comercial Empire............................................38
(abierto de 8 a 7, Lunes a Sábado)
New York Sun (periódico)..............................................86
(abierto de 5 a 2 o con una tirada de Suerte)
Apartamento de Holt......................................................36
(sólo accesible a Ernest Holt)
Apartamento de McShane..............................................37
(sólo accesible a Nora McShane)
Hospital........................................................................585
(abierto las 24 h)
Puestos de comida callejeros........................................586
(siempre disponibles) Taxis...............................................................................5
Última edición por El Analandés el 20-Feb-2017, 12:31, editado 4 veces en total.

Avatar de Usuario
El Analandés
Principal
Mensajes: 1130
Registrado: 20-Ene-2009, 23:11
Ubicación: Madrid
Contactar:

Re: Solo contra la oscuridad

Mensaje por El Analandés » 14-Feb-2017, 22:20

Breve nota, mientras esperas a saber qué ha pasado con Buchanan, hay que hacer planes para el próximo día. El barco zarpa el sábado a mediodiá,, esto es a las 12:00 horas, y hay que estar allí al menos con una hora de antelación.

Tienes todo el viernes para hacer gestiones, mañana tienes que ir al consulado de Grecia, y a la una comes con Holt. Por la tarde puedes quedar con Nora para cenar, sale del trabajo a las 17:00. El sol sale a las 6 y 30 y se pone a las 19:30, todos los comercios y lugares cierran a las 17 o 18 horas

Viajar de un sitio a otro lleva 1 hora en transporte público, depende de la ruta, esto es metro, tranvía (ferrocarril elevado) y autobús, aunque puede haber retrasos. En taxi media hora pero es más caro.

Cada trayecto en transporte público cuesta 10 centavos.
Los taxis: bajada de bandera 30 centavos + 10 centavos cada milla extra. Alquilar un taxi todo el día cuesta 3$

De todas las horas del día tienes que restar 3 horas para comidas, espaciadas 6 horas.

Desayuno y asearse 1 hora
Comida 1 hora
Cena 1 hora

Os dejo planear los objetivos para el viernes 4 de Septiembre. Os recuerdo que hay sueltos unos tipos que han intentado matarte y que muy posiblemente te sigan. Al viajar en aeroplano les has ganado unas horas de ventaja, porque ellos viajan en tren o automóvil, pero si saben que has ido a New York, al día siguiente pueden estar en la ciudad.

Y si el foro no va, podéis seguirme en el hilo paralelo en Comunidad Umbria

https://www.comunidadumbria.com/partida ... l-director

Avatar de Usuario
El Analandés
Principal
Mensajes: 1130
Registrado: 20-Ene-2009, 23:11
Ubicación: Madrid
Contactar:

Re: Solo contra la oscuridad

Mensaje por El Analandés » 16-Feb-2017, 11:32

Bueno, después de pensarlo, no hay mucho donde elegir. Ir a la biblioteca a investigar sólo tendría sentido
para los personajes sucesivos a Grunewald. Así que para la historia avance, haré todos los trámites según lo que me habéis dicho y describiré las escenas con Holt y Nora.

Consulado para sacar pasaporte.
Naviera para comprar pasaje
Armería para munición. Pasar una pistola por aduanas no habrá mucho problema, pero habrá que descartar las armas largas
Comer con Holt.
Cenar con Nora, y camelarla para que nos aloje en su piso para dormir y quizá algo más... :smt002 y así nos ahorramos una noche de hotel.

Igual hasta sobra tiempo para hacer turismo por New York. El sábado por la mañana embarcamos y pasamos a la siguente fase de la aventura.

Si tenéis algo que añadir, como tomar la precaución de ir armado. Que es lógica, ya que nos persiguen, pero tampoco es muy normal pasearse con un Colt bajo el sobaco, y puede dar problemas con la policía.

Avatar de Usuario
El Analandés
Principal
Mensajes: 1130
Registrado: 20-Ene-2009, 23:11
Ubicación: Madrid
Contactar:

Re: Solo contra la oscuridad

Mensaje por El Analandés » 16-Feb-2017, 20:17

Jueves 3 de Septiembre, 1931,
New York, 22:00 horas

Suena el teléfono. Te sorprende porque nadie sabe que estás en este hotel. Para tu alegría es Buchanan, que consiguió aterrizar sano y salvo. Te cuenta que cuando llegó al aeródromo de Hingham se lo encontró a oscuras, y tras estar unos minutos dando vueltas comprendió que algo le había pasado a Bucky. Aún sin en el peso de la carga de bombas, las ametralladoras y sin el pasajero en el vuelo de regreso, la autonomía del DH4 apenas pasaba de cuatro horas, y no había repostado en New York, con lo que iba justo de combustible. Con los últimos vapores de gasolina que quedaban en el tanque cruzó la docena de millas de la bahía de Boston y aterrizó en el aeropuerto de Logan en la costa, empleado por las aerolíneas que hacen la ruta a New York.

Archibald te cuenta que no entendía lo que había pasado, pues había telefoneado a Bucky desde New York para que fuera al aeródromo y encendiera luces en la pista. Cogió un taxi y volvió a Hingham. Allí encontró al mecánico maniatado y amordazado, al pobre muchacho le habían dado una tremenda paliza. Bucky le contó a Buchanan que al volver al aeródromo dos tipos de aspecto patibulario con acento extranjero le interrogaron y le pegaron hasta que les dijo lo que querían saber, adónde había ido el aeroplano con el "profesor Grunewald". Al parecer eran los mismos tipos que te persiguieron por la carretera, que se quedaron al acecho hasta que volvió Bucky al aeródromo.

Te sientes culpable por el peligro en el que has metido a estas dos personas. A Bucky le pegan una paliza y Buchanan podría haberse matado al intentar aterrizar a oscuras al quedarse sin gasolina.

Por suerte Archibald es un valiente, y no te echa la culpa a ti, si no que ahora está furioso con esos gangsters que por poco provocan que se estrelle, y por pegar al pobre chico, que es medio tonto, aunque eso sí, un mecánico soberbio. Te dice que cuentes con él, y te previene que los matones probablemente te persigan y estén en camino a New York. Eso sucedió a las siete, si iban en auto, incluso ¡es posible que ya hayan llegado a la ciudad!

Le agradeces a Archie su ayuda y advertencia. Le dices que ya ha hecho bastante y que no se arriesgue más por ti, que ya sabrás cuidarte de ti mismo y que de todas formas mañana tomas el barco y te vas a Europa.

Cuelgas y te sirves más whisky, después de las emociones del día necesitas unos cuantos tragos. Enciendes la pipa y reflexionas...

Avatar de Usuario
Dark-kia
Gran Maestro del Kai
Mensajes: 1532
Registrado: 25-Feb-2010, 16:41
Ubicación: Al-Andalus (Córdoba)

Re: Solo contra la oscuridad

Mensaje por Dark-kia » 17-Feb-2017, 11:31

No me deja escribir más a partir de la mitad del cuadro de diálogo. Se abren pantallas y no veo. :(((
Imagen

Avatar de Usuario
Dark-kia
Gran Maestro del Kai
Mensajes: 1532
Registrado: 25-Feb-2010, 16:41
Ubicación: Al-Andalus (Córdoba)

Re: Solo contra la oscuridad

Mensaje por Dark-kia » 17-Feb-2017, 11:49

- Armados.
- ¿Nos hemos registrado con nuestro nombre real? Puede que nos busquen por los hoteles.
La próxima noche intentamos quedarnos con Nora o cambiamos de Hotel por si acaso.
- Eran extranjeros, saben que vamos a Grecia y seguro que nos esperan en el puerto,
o en el barco.
- Alguien con nuestro aspecto no podrá pasar desapercibido, nos verán desde lejos.
- ¿Sabemos griego? Podríamos intentar comprar un diccionario
Imagen

Avatar de Usuario
El Analandés
Principal
Mensajes: 1130
Registrado: 20-Ene-2009, 23:11
Ubicación: Madrid
Contactar:

Re: Solo contra la oscuridad

Mensaje por El Analandés » 17-Feb-2017, 13:07

Dark-kia escribió:
17-Feb-2017, 11:49
- Armados.
- ¿Nos hemos registrado con nuestro nombre real? Puede que nos busquen por los hoteles.
La próxima noche intentamos quedarnos con Nora o cambiamos de Hotel por si acaso.
- Eran extranjeros, saben que vamos a Grecia y seguro que nos esperan en el puerto,
o en el barco.
- Alguien con nuestro aspecto no podrá pasar desapercibido, nos verán desde lejos.
- ¿Sabemos griego? Podríamos intentar comprar un diccionario

Muchas gracias por tu respuesta, Kia, dijiste que te gustaba la narración, espero que las últimas entregas hayan sido de tu agrado. Ahora que terminamos la parte introductoria de la aventura ya seguiremos más la aventura, y tomaréis más decisiones.

Tomo nota de tus decisiones.

Te has registrado con tu nombre real. Un fallo, podrías haberte registrado como John Smith.

Sabes que te persiguen, ¿seguro que quieres ver a tus amigos? ¿No los pondrías en peligro? Por otra parte necesitas dinero y un sitio seguro donde pasar la noche. Y echas mucho de menos a Nora...

Muy buen apunte sobre que Grunewald llama la atención.

No sabes griego, así que tendrás que comprar un libro de frases hechas, o buscar un guía ya en Atenas. Apunto parada en la librería.

Avatar de Usuario
El Analandés
Principal
Mensajes: 1130
Registrado: 20-Ene-2009, 23:11
Ubicación: Madrid
Contactar:

Re: Solo contra la oscuridad

Mensaje por El Analandés » 18-Feb-2017, 23:08



Jueves 3 de Septiembre, 1931,
New York, 22:30 horas


Das caladas a la pipa, pensativo. Parece evidente que Gliere, en el transcurso de su investigación antropológica para su libro sobre los mitos de las grandes catástrofes, encontró la tumba perdida del faraón Akenatón, o al menos pistas para saber donde excavar y hallar un verdadero tesoro arqueológico.

Deduces que Gliere andaba con malas compañías y por eso ha acabado en la cárcel. Hay otros aspirantes a saqueadores de tumbas interesados en los hallazgos de Gliere. En la cárcel de Atenas está a salvo de ellos, al menos por ahora. Entonces esos ladrones decidieron viajar a América y robar los papeles de Gliere en su domicilio, buscan, por así decirlo, el mapa del tesoro.

Está claro que saben que Gliere te mandó un telegrama. Recuerdas un detalle al que entonces no le diste importancia pero ahora resulta siniestro. Después de hablar con el decano, al salir, oíste pasos que se alejaban rápidamente de la puerta. Alguien estaba espiando tu conversación. ¡Te estaban vigilando!

-"Si sólo fuera eso..." musitas con amargura. ¿Pero por qué seguirte? ¿Por qué intentar matarte? No sabes nada. Por supuesto, el intruso de la navaja con el que te encontraste en la casa Harding buscaba el mapa del tesoro, y como fracasaron, suponen que lo tienes tú, y por eso intentaron matarte para quitáterlo. Pero en los papeles de Gliere no hay nada, ninguna pista, sólo unos jeroglígicos con vagas alusiones a la tumba de Akenatón y ese extraño diagrama.

Vacías la cazoleta de la pipa de ceniza, inquieto. Son más que ladrones. Auténticos asesinos. Han intentando matarte dos veces. Tres, si contamos el incendio provocado de la casa Harding. Has estado a punto de morir ¡tres veces en un día! Sientes escalofríos y un sudor frío y te tomas un buen trago de whisky para serenarte. Rellenas y enciendes la pipa y piensas.

Tres veces. Aparte del ataque en la carretera del aérodromo, el coche que estuvo a punto de atropellarte en Arkham no fue un accidente. Ahora comprendes que uno de ellos, porque son al menos dos, debían ser tres, pero por lo que te contó el detective Harrigan, el tipo con cara de gangster y la cicatriz en la cara que rondaba por la casa Harding mató en el hotel de la estación a un tipo con aspecto de italiano, o griego. El que por poco te atropella te pareció un italiano, a lo lejos. Pero Gliere está preso en Grecia, entonces, es probable que sean criminales griegos.

A los del coche no les viste bien la cara, ni al del sombrero negro y la pistola ametralladora ni al conductor. Al intruso de la casa de huéspedes tampoco. Es frustrante. No tienes ni idea de qué aspecto tienen tus enemigos, y New York está lleno de italianos, judíos y otros morenos.

Resulta aterrador ver lo cerca que has estado de la muerte. No te sentías así desde la guerra, que no sabías si cada día en las trincheras iba a ser el último de tu vida. Y ese chalado de Buchanan echa de menos esos días... - meneas la cabeza.

Has tenido mucha suerte que no se hayan arriesgado a matarte en un lugar público, porque te han estado siguiendo todo ese rato. Quién sabe, igual los policías te salvaron la vida al detenerte esa mañana. Comprendes que debieron estar vigilando la puerta de la comisaría hasta que te soltaron, entonces cuando vieron que te metías en la oficina de Correos, te tendieron la emboscada, uno debió apostarse en el cruce con la avenida Peabody, para hacer señales al otro en el coche aparcado de que arrancara y acelerara para atropellarte cuando cruzaras la calle para ir a la estación de tranvías.

Como no lo lograron, y además el agente de tráfico paró al conductor y le clavó una multa, debieron ponerse nerviosos y se limitaron a seguirte el resto del día. O pensándolo mejor, uno debió seguirte cuando entraste en Correos y oyó cómo llamabas al aeródromo de Hingham. Entonces, si ya sabían a dónde te dirigías, les bastaba seguirte a distancia, para que no te dieras cuenta, y atacarte en despoblado la carretera al aeródromo. Te frotas la cara ¡Qué cerca han estado! ¡Qué cerca!

¿Pero por qué matarte? ¿Por qué son tan despiadados? ¿No les basta con detenerte y robarte lo que buscan? No sólo intentaron matarte a ti, si no que al dejar al mecánico de Buchanan maniatado, sentenciaban al piloto a estrellarse, ¿por venganza por ayudarte a escapar? Al menos hay que agradecer que no mataran al pobre chico, supongo que por la cara de tonto que tiene pensaron que no hacía falta.

¿Pero por qué matar por antigüedades egipcias? Para un arquéologo hallar la tumba intacta de un faraón supondría la gloria imperecedera, la fama, la fortuna, el pináculo de una carrera profesional. Pero las antiguedades egipcias son sólo objetos de arte, hay un mercado negro para coleccionistas, pero no valen tanto como para matar ... entonces te das una palmada en la frente y te ríes por no ver lo evidente. Para ti, por deformación profesional, las antigüedades son obras de arte, reliquias de una civilización antigua, objetos de estudio histórico. No se te ha ocurrido pensar en algo tan prosaico como el valor material, ahora que recuerdas, el tercer sarcófago de Tutankhamón era de oro sólido y pesaba más de doscientas libras. Haces los cálculos en el papel de notas del hotel. Más de tres mil onzas al cambio actual... ¡unos setenta mil dólares! Quizá tú también estarías dispuesto a matar por esa fortuna. Ahora entiendes por qué el detective Harrigan o el piloto Buchanan autómaticamente piensan en tesoros, para ellos es la explicación más lógica.

Eso lo explica todo. La fiebre del oro vuelve sanguinarios a los hombres, supones. Además, es posible que los ladrones no sepan que siguen una pista falsa y crean que de verdad tú tienes la clave para encontrar la tumba de Akenatón. ¡No la tienes! Quizá ni siquiera exista ningún tesoro, quizá la tumba, aunque Gliere sepa encontrarla, ya fue saqueada... quizá persiguen una quimera, como los conquistadores españoles y su búsqueda de El Dorado. Eso explica que te persigan. Basta con que crean que sabes donde está el tesoro.

Pero tú no tienes el mapa del tesoro. Y no parece que haya una clave en los papeles de Gliere. Clave.Llave. Te acuerdas de la llave que Gliere se envió a sí mismo por correo y la examinas. ¿Tal vez es esto lo que buscan? Resulta extraño que por un objeto tan insignificante la gente esté dispuesta a matar.

Piensas en los recibos de la armería. Gliere no sólo compró armas si no que también compró mucha munición para hacer prácticas de tiro. Y lo guardaba en secreto hasta de ti, su amigo. Eso significa que se sabía en peligro e iba armado para protegerse. Debió pensar que muy posiblemente sus enemigos registrarían su despacho en la universidad, y su habitación en la casa de huéspedes, por lo que no podía dejar en ninguno de los sitios sus papeles, los documentos con la situación de la tumba del faraón. Por lo que antes de zarpar para Europa, escondió el mapa del tesoro, por así decirlo, en un lugar seguro. Y para evitar que se la quitaran, no se llevó la llave, si no que la envió por correo a su dirección en Arkham. Puede que sea la llave de la caja de seguridad de un banco. Por eso los ladrones la buscan. Pueden averiguar el banco, pero necesitan la llave no sólo para abrir la caja, si no para saber qué caja es. Tal vez tu amigo el banquero Holt pueda averiguar en qué banco tiene Gliere la caja. Se lo preguntarás mañana.

Apuras el resto del whisky y te metes en la cama. Empiezas a quedarte dormido cuando un pensamiento súbito te hace despertarte de golpe y encender la luz. ¿Cómo sabía Buchanan en qué hotel estabas para telefonearte? ¡El taxista! Llamó a la compañía de taxis, identificó al conductor y éste le dijo a qué hotel te había llevado. Entonces, ¡tus perseguidores también pueden encontrarte! Ya habrán llegado a New York, aunque es poco probable que a estas horas puedan averiguarlo. Por si acaso, atrancas la puerta de la habitación y cargas el revólver antes de ponerlo bajo la almohada. Mañana mismo te marchas del hotel.

A mediodía te llevarás la maleta a casa de Holt y le pedirás que te la guarde. Luego el chófer o un criado te la pueden llevar a casa de Nora, tendrás que convencerla de que te deje dormir en su casa sin decirle el auténtico motivo: es más seguro dormir en su casa que en otro hotel con nombre supuesto. Saben qué aspecto tienes y no les costaría mucho encontrarte. Aunque tienes que reconocer que hay otro motivo. No es sólo que te vayas a ir a Europa durante bastante tiempo y aprovechar para verla, ya que pasas por New York. Tras tus roces con la muerte hoy, te das cuenta de las cosas importantes en la vida, y tus pensamientos vuelven a Nora. La echas mucho de menos. Quizás a tu regreso podáis empezar de nuevo.

Apagas la luz. Mañana es el primer día del resto de tu vida.

Avatar de Usuario
El Analandés
Principal
Mensajes: 1130
Registrado: 20-Ene-2009, 23:11
Ubicación: Madrid
Contactar:

Re: Solo contra la oscuridad

Mensaje por El Analandés » 20-Feb-2017, 12:21

NOTAS A LA PARTIDA

Como es relevante, para calcular tiempo de trayectos, y le he cogido gusto a la investigación histórica, he buscado un hotel como base de operaciones. La mayoría de los hoteles famosos están en el centro, en Manhattan, lo que implica pagar más dinero y tiempo en desplazamientos desde el aeródromo.

He editado el post anterior y lo cito aquí para comodidad

El Analandés escribió:
14-Feb-2017, 20:10
Al final, ni una cosa ni la otra. He tirado dados y no ha habido suerte. Toca pagar un hotel.

Imagen

Imagen

Imagen

Pides al taxista que te lleve a un hotel céntrico pero no muy caro. Te lleva al Hotel Latham, en Manhattan, 28 East Street. Son más de quince millas de carrera. Te abruma lo vasta que es la gran ciudad.

El hotel ha visto tiempos mejores. De hotel lujoso, a tranquilo hotel familiar en los años 20, y desde la Depresión, ahora atrae a una clientela más sórdida. El taxista te cuenta que en Marzo tres atracadores irrumpieron en una de las habitaciones donde había una timba de poker clandestina para robar la banca, pero uno de los jugadores era un ex-policía y se liaron a tiros[
"¿Pero eso a usted no le importa, a que no?" te dice con sorna. Se nota que el taxista ha decidido por tu aspecto de gangster que eres una persona sórdida e indecente y que es exactamente la clase de alojamiento que buscas.

Además el hotel tiene una historia con curiosas anécdotas, para el que quiera leer

http://daytoninmanhattan.blogspot.com.e ... -28th.html

Avatar de Usuario
El Analandés
Principal
Mensajes: 1130
Registrado: 20-Ene-2009, 23:11
Ubicación: Madrid
Contactar:

Re: Solo contra la oscuridad

Mensaje por El Analandés » 20-Feb-2017, 13:29

MÁS NOTAS HISTÓRICAS

Otra curiosidad sobre armas de fuego.

Los malos te han atacado con una pistola ametralladora Mauser. Aquí creí haber cometido un anacronismo porque la Mauser con fuego automático no salió al mercado hasta 1932, un año más tarde de nuestra historia, y pensaba que mi memoria me fallaba, porque recordaba que ese arma ya se usaba a finales de los años 20.

Resulta que los pioneros fueron los fabricantes españoles, que se dedicaban a copiar armas extranjeras sin ningún pudor ni respeto a las patentes. Y una firma española fue la primera en hacer una versión de la Mauser que disparaba a ráfagas, aunque parece que sólo se parecía externamente a la Mauser pues el mecanismo era propio. Y vendieron miles a la república de China, donde se hicieron muy populares, que en aquel entonces estaba envuelta en guerras civiles, primero entre los nacionalistas y los caudillos ("warlords") y luego a partir del triunfo de Chiang Kai Chek en la Expedición del Norte de 1928, entre los nacionalistas y comunistas Y los restantes caudillos. Para los chinos estas pistolas son un símbolo de una época, como pueden serlo los revólveres Colt respecto al Salvaje Oeste.

Así que no era una Mauser, si no una copia española , adquirida en el mercado negro, y no he cometido ningún anacronismo, ni mi memoria fallaba. Resulta un arma muy práctica para un asesino, la culata se desmonta y es hueca, sirve de funda del arma, por lo que es mucho más discreta que la típica metralleta Thompson de los gangsters.

Aquí tenéis un vídeo a cámara lenta de la Mauser, y en el minuto 1:25 dispara a ráfaga a velocidad normal.

https://www.youtube.com/watch?v=alpefGkv2VI

Para el quiera saber más, aquí se cuenta la historia de estas pistolas de forma muy amena

http://amodelcastillo.blogspot.com.es/2 ... nolas.html

Avatar de Usuario
Dark-kia
Gran Maestro del Kai
Mensajes: 1532
Registrado: 25-Feb-2010, 16:41
Ubicación: Al-Andalus (Córdoba)

Re: Solo contra la oscuridad

Mensaje por Dark-kia » 20-Feb-2017, 15:00

:smt103 Joder tío, como me acochinas con tus conocimientos. Mejor narrador imposible. :smt038

- Para los próximos desplazamientos a casa de los amigos, mejor en taxi, nos bajamos unos metros antes, y nos aseguramos que no nos siguen. (Para no comprometer a más amig@s)
- Podemos alimentarnos de los puestos de comida rápida callejeros (peor que la comida enlatada del ejército no será)
- En el hotel, por si las moscas, nos 'interesamos' en recepción por los próximos horarios de los trenes de vuelta a Arkham (por si llegan preguntando, que nos busquen en la estación y no en el puerto).
Imagen

Avatar de Usuario
Agarash
Aspirante
Mensajes: 363
Registrado: 11-Nov-2011, 15:29

Re: Solo contra la oscuridad

Mensaje por Agarash » 20-Feb-2017, 15:49

oh! genial que esto continúe! me pongo a ello! :)

Avatar de Usuario
El Analandés
Principal
Mensajes: 1130
Registrado: 20-Ene-2009, 23:11
Ubicación: Madrid
Contactar:

Re: Solo contra la oscuridad

Mensaje por El Analandés » 22-Feb-2017, 0:56

COMENTARIO

Un poco de paciencia, que me estoy documentando para la siguiente fase de la aventura. Esto comenzó como una simple lectura de un librojuego que tenía por ahí y pensé en darle otra oportunidad, y ha cobrado vida propia.

La aventura original está bien, pero tiene defectos, y hay varios puntos que lo que hay es el esqueleto de una trama. Es una pena que a ratos en vez de una historia, lo único que estás haciendo es ir de una localización a otra e ir apuntando horas de la rutina diaria.

Que por otra parte la mecánica tiene su interés, lo de la gestión del tiempo y el dinero recuerda un poco a "La vuelta al mundo en 80 días", y cualquier retraso o imprevisto, por nimio que parezca, tiene efectos en cascada que se hacen sentir más adelante.

Hasta ahora no hemos hecho gran cosa, pero crear nuestra versión de Louis Grunewald ha valido la pena. Tenemos un personaje interesante sin que sea un calco de Indiana Jones, y su caracterización tiene efectos imprevistos. Al ser un tipo fuerte, grandote, y con cara de bruto, la gente piensa automáticamente que es un gangster. En aquella época los gangsters (todavía ni se conocía la palabra "Mafia") eran personajes famosos y en este año se estaba celebrando el juicio contra Al Capone.

A diferencia de un librojuego, vuestras decisiones pueden cambiar la trama. El tiempo perdido al tener que ir a la casa Harding por la noche y la torpeza con la policía ha variado mucho los planes y trastocado los horarios.

No es que yo quisiera que obligatoriamente tuvieráis que escoger la opción del aeroplano. Claro que me gustaría, porque me permite sacar avioncitos y reclutar a un futuro aliado para la aventura, pero no pasaba nada si no lo hacíais, también os di la opción de llamar a un investigador privado y ese personaje se quedó en el cajón.

Con el retraso, el aeroplano era la única opción práctica para llegar a tiempo. Es un poco incómodo viajar en un biplano biplaza de cabina abierta excedente de la Gran Guerra, después de todo estamos en 1930 y la aviación ha progresado bastante, lo lógico sería volar en un avión de pasajeros como el Ford Trimotor de Indiana Jones y el Templo Maldito

Imagen

En primer lugar, no resultaba plausible que una pequeña ciudad como Arkham tuviera un aeródromo, y por eso lo trasladé a Boston. Aunque de verdad, que cuando vi donde estaba el pequeño aeródromo que me parecía ideal como base de Buchanan, me pareció que había metido la pata. Hacerse 80 kilómetros en coche para ir hasta el aeródromo, que pensaba que estaba en Boston, a menos de la mitad de distancia, parecía un poco absurdo. Claro que Grunewald no tenía por qué saber dónde estaba el aeródromo de su conocido... hasta que miró el mapa de carreteras y ya no tenía más remedio que ir, en vez de hacer lo más lógico, que sería haber ido al aeropuerto de Logan en Boston, y coger allí un avión a New York.


Hay varias razones por las que esto no ha sido posible, que os explicaré mañana que me voy a dormir. Al final un cúmulo de coincidencias.

Baste con decir una cosa. Los enemigos también tienen sus planes y su horario, y también tienen que usar los mismos medios de transporte, así que dependiendo de la ruta que sigas y de los medios de transporte, los acontecimientos variarán. Creo que ha quedado claro que te estaban vigilando antes aún de que llegara el telegrama de Gliere, y que ahora te persiguen.

Avatar de Usuario
El Analandés
Principal
Mensajes: 1130
Registrado: 20-Ene-2009, 23:11
Ubicación: Madrid
Contactar:

Re: Solo contra la oscuridad

Mensaje por El Analandés » 24-Feb-2017, 16:32

DECISIONES

Vas muy pillado de tiempo, porque tienes que visitar el consulado para obtener visado, y luego a la naviera.

Si llamas a Holt, el banquero, él puede dar órdenes a sus secretarias de que te saquen el billete. Va a ser complicado porque las reservas se sacan con semanas de antelación, así que a última hora depende de la suerte encontrar pasaje o no. Si le das la lata a Holt, puede tirar de contactos para que te encuentren sitio.

De los barcos que zarpan este sábado, hay dos opciones, ver el recorte del periódico (he recortado porciones para que se vea más claro.

Imagen

Hay un barco que va a Grecia, el SS Exarch. Es un carguero adaptado para llevar también pasajeros. Es una alternativa más lenta y barata que los transatlánticos. No son tan lujosos, pero son algo más cómodos porque al ir más despacio no hay tantas vibraciones.

El problema es que sale temprano por la mañana y sólo tiene cuarenta plazos, que seguro que están todas ocupadas.

Aquí un par de fotos
Colección de Björn Larsson,
http://www.timetableimages.com/maritime/index.htm

Folleto de la línea


Imagen


El S.S. Exarch, es un mercante que no llega a las 6.000 toneladas

Imagen

Y unas vistas del interior, es pequeño, pero cómodo, porque lleva pocos pasajeros, aunque no tiene el lujo ni las diversiones de un vapor de pasajeros. Más o menos es equivalente a un hotel de 3 estrellas.


Imagen

New York a Gibraltar, Pireo, Salónica, Constantinopla, Constanza
El precio por camarote va de —$ 135 a $ 195

Inconvenientes:

Es más lento, dos semanas. Y es el único barco que va a Grecia, así que tus perseguidores sabrán que vas en él.


Del otro hablaré más tarde.
Última edición por El Analandés el 27-Feb-2017, 16:12, editado 2 veces en total.

Responder