El torreón de las tinieblas

Si te atreves a ponerte en la piel de un Señor del Kai, si te crees capaz de desafiar a los Señores de la Oscuridad, o si deseas simplemete pasar un buen rato, entra y asume el riesgo... pero quedas advertido...
Avatar de Usuario
El Analandés
Mentor
Mensajes: 1297
Registrado: 20-Ene-2009, 23:11
Ubicación: Madrid
Contactar:

Re: El torreón de las tinieblas

Mensaje por El Analandés » 29-Jul-2015, 20:29

Coincido contigo. En un castillo normal hay guardias, es de suponer que un nigromante protege su morada con toda clase de trampas. Aunque no lo fuera este lugar es siniestro y esa daga tiene toda la pinta de usarse para sacrificios humanos y me quita las ganas de tocarla sólo de imaginarlo, trae mala suerte tocar una de esas cosas.

225

Ves un montón de gemas brillantes debajo del arco. Brillan con gracia a la luz de tu antorcha. También ves dos cimitarras enjoyadas con hojas afiladas a clavadas en el tesoro. ¿Quieres acertarte a las joyas? Ve al 100 Si prefiere pasar directamente a la habitación siguiente, ve a 87


Comentario:

¡Esto es otra cosa! Ahora está claro, la puerta de oro da al tesoro. La de hierro a la de los guardias y la de madera a la entrada de servicio. Supongo.

Oye, ¿y si lleno el macuto de joyas y me voy de aquí antes de que me vea alguien?


Stikud, el primero que llega es el primero que se sirve. Total, te has colado en la guarida de un vil nigromante y puedes encontrarte con guardias o monstruos en cualquier momento, por lo que hay que tomar decisiones rápidas.

Quiero que esto sea fluido y vaya rápido, que cuando trabajo no tengo tiempo para estas cosas.

birdmanradio
Iniciado
Mensajes: 266
Registrado: 08-Jul-2015, 10:14

Re: El torreón de las tinieblas

Mensaje por birdmanradio » 29-Jul-2015, 21:51

No se....por mi directamente a la otra habitación, ¿esas cimitarras nos darían mas destreza?

Avatar de Usuario
El Analandés
Mentor
Mensajes: 1297
Registrado: 20-Ene-2009, 23:11
Ubicación: Madrid
Contactar:

Re: El torreón de las tinieblas

Mensaje por El Analandés » 30-Jul-2015, 7:04

Comentario:

Das un paso hacia las joyas, cuando un pensamiento se te ocurre. Es un montón absurdamente grande de gemas, no hay tantos diamantes ni siquiera en el tesoro del emperador de Catay. Tiendes la antorcha hacia delante para ver mejor y tus sospechas se acrecientan. Como guardia palatino, has tenido ocasión de ver las joyas de las damas de la nobleza de cerca, y éstas no brillan exactamente igual. Te detienes y decepcionado y receloso retrocedes. Lo más probable es que sean falsas y alguna trampa para incautos. Las cimitarras carecen de interés como armas, ya que no tienes práctica con ese tipo de espada y vas bastante cargado.


(una afortunada tirada de Valoración de Objetos, porcentaje 28% tirada 18 confirma que cuando menos son falsas y seguramente una trampa)

Avatar de Usuario
El Analandés
Mentor
Mensajes: 1297
Registrado: 20-Ene-2009, 23:11
Ubicación: Madrid
Contactar:

Re: El torreón de las tinieblas

Mensaje por El Analandés » 30-Jul-2015, 7:14

87

Al pasar bajo otro arco,entras en un vestíbulo tenuemente iluminado por la luz de un fuego. Hay una alfombra mullida en el suelo y un fuego alegre en la chimenea. Reclinada sobre un sofá enfrente del fuego hay una mujer preciosa con el pelo muy rojo. Lleva lo que parece ser un traje ajustado de piel de tigre, muy ceñido a sus curvas voluptuosas y que no deja nada a la imaginación. Después de las terribles aventuras de las últimas horas , piensas que sería agradable relajarse delante del fuego. Tienes que cruzar el vestíbulo para llegar a una puerta que parece la única salida del lugar en que te encuentras. ¿Quieres hablar con la mujer? Ve a 10. ¿O tal vez crees que debes ofrecerle antes algo de tu mochila? Ve a 125


Comentario:

Lo único que tenemos para ofrecerle es la jarra de vino del Hombre lobo (203)

¿Nos sentamos a tomar una copa con ella y charlar y algo más....? Está muy buena Imagen

birdmanradio
Iniciado
Mensajes: 266
Registrado: 08-Jul-2015, 10:14

Re: El torreón de las tinieblas

Mensaje por birdmanradio » 30-Jul-2015, 8:22

Por mi bien :smt007

Avatar de Usuario
El Analandés
Mentor
Mensajes: 1297
Registrado: 20-Ene-2009, 23:11
Ubicación: Madrid
Contactar:

Re: El torreón de las tinieblas

Mensaje por El Analandés » 30-Jul-2015, 9:13

Bueno, aquí voy a ser creativo y rolear la escena más allá de las opciones del texto. Ah, me doy cuenta de que había más opciones al pasar la página, podíamos darle la bola de bolos de los trolls o el medallón que encontramos en el cuerpo de un rufián.

Luego describo la escena.

Avatar de Usuario
El Analandés
Mentor
Mensajes: 1297
Registrado: 20-Ene-2009, 23:11
Ubicación: Madrid
Contactar:

Re: El torreón de las tinieblas

Mensaje por El Analandés » 30-Jul-2015, 10:44

Narración de master:

Enardecido por la visión de su magnífico cuerpo, que es como si no llevara nada, te das cuenta de que con ese atuendo sólo puede tratarse de una cortesana diestra en las artes del placer mantenida por el amo del castillo. Te olvidas de tu rey, te olvidas de tu misión, y poseído por la lujuria :smt049 te quitas el yelmo y los guanteletes y los dejas sobre una mesa baja, sin decir palabra y sin apartar los ojos de sus curvas, sacas el jarro de vino y se lo ofreces. Un poco de bebida pone a tono a las mujeres ya sean damas de la corte o mozas de taberna, ésta no será diferente, piensas.

203

Sus labios hacen un gesto de satisfacción cuando le ofreces el vino. Coge el jarro y se echa el vino en un vaso enjoyado (...) bebe con gusto y luego se seca con placer los labios


Narración del Master

mientras ella bebe, sueltas a toda prisa las hebillas y correas y te deshaces primero de peto y espaldar, y luego brazales y grebas, que caen al suelo entre entrechocar de metales. Vestido ahora sólo con el jubón acolchado y las calzas te sientas en el sofá junto a ella , ella te ofrece la copa y bebes, el licor te quema la garganta y se te sube a la cabeza, mientras ella con ágiles dedos suelta las trabillas del jubón, y te acaricia con destreza entre las piernas mientras te despoja del jubón y la camisa, complacido por su iniciativa con hábiles manos, labios y lengua, la dejas desvestirte y bebes otra copa, embriagado de vino y de lascivia deslizas sus manos sobre su cuerpo, acariciando sus senos, y su cuerpo por encima de la piel de tigre del traje. Estás a punto de hablarle cuando sella tus labios con un apasionado beso, le devuelves el beso, notando el tacto de su sedosa piel de melocotón, y entrelazados en un abrazo os tumbais sobre los acolchados cojines del sofá, mientras ella con diestra mano guía tu virilidad hacia una apertura hábilmente disimulada en el traje, quisieras desnudarla y manoteas torpemente buscando los botones en la espalda pero parece que la dama tiene prisa y te aparta las manos y la posees mientras ella gime y gruñe de forma bestial...

.... prosigue la gozosa cabalgada cuando sientes dolor, al arañarte ella la espalda con sus afiladas uñas en el frenesí de la pasión.
A pesar de que apenas notas el dolor, esto te desconcierta, parpadeas y tu desconcierto aumenta cuando al iluminar la luz del fuego su rostro..

10

...ves colmillos feroces en su boca. ¡También te das cuenta de que su traje de piel de tigre parece ahora más su propia piel que un traje! No tienes espacio para huir de ella.

Sí, estás literalmente montando un tigre. Una tigresa, para ser exactos. Es una felinantropa, o como se diga. Una mujer tigre. Esta noche es luna llena, ¿recuerdas? Como estaba oscuro en la habitación, porque las llamas de la chimenea apenas iluminan, y hemos bebido, no nos hemos dado cuenta.

Debajo de ti ella gime frustrada al detenerte y de un meneo de caderas te hace retomar la cabalgada. Por un lado el horror te invade, pero por otra parte el placer que sientes lo amortigua, y el pensamiento de estar apareándote con semejante criatura te enardece todavía más.

¿Qué harás?
Última edición por El Analandés el 30-Jul-2015, 11:02, editado 1 vez en total.

Avatar de Usuario
El Analandés
Mentor
Mensajes: 1297
Registrado: 20-Ene-2009, 23:11
Ubicación: Madrid
Contactar:

Re: El torreón de las tinieblas

Mensaje por El Analandés » 30-Jul-2015, 11:01

Opción Conan:

- Te revuelcas y arrojas a este monstruo al fuego, como en la escena de sexo con la bruja en la película. Un poco radical, que tampoco es tan fea, aunque le haga falta depilarse :smt044 Aparte de que es humana, no un engendro del Caos.

Opción "salir por piernas "

- Te levantas y te vas diciendo que te has olvidado los condones en el caballo y vuelves enseguida, si no te mata ella primero por dejarla a medias claro :smt036
Oh vaya, que no puedes huir. No es una opción.

Opción "al menos moriré feliz"

- sigues retozando con ella, hay que dejar bien alto el estandarte :smt003 . A lo mejor si la dejas satisfecha nos perdona la vida. Al menos será un polvo bestial :smt042



Por lo demás comento que queda muy propio de un hechicero depravado que tenga una concubina "exótica" como esta. Aunque la mayoría de los nigromantes les vaya la necrofilia en vez de la zoofilia.

birdmanradio
Iniciado
Mensajes: 266
Registrado: 08-Jul-2015, 10:14

Re: El torreón de las tinieblas

Mensaje por birdmanradio » 30-Jul-2015, 11:09

Cogería la opción Conan, al menos se ve una teta :smt003 . Por cierto, estoy leyendo el primero de Conan Cimerio.

Avatar de Usuario
El Analandés
Mentor
Mensajes: 1297
Registrado: 20-Ene-2009, 23:11
Ubicación: Madrid
Contactar:

Re: El torreón de las tinieblas

Mensaje por El Analandés » 30-Jul-2015, 12:29

Vengaaa hombre, ¿no ves que es una linda gatita? Vaya tela con la ilustración de los años 80, aunque estos libros eran para adolescentes.


Imagen

Hmm, me parece que la chimenea es demasiado pequeña para meterla ahí dentro, creo que tendremos que seguir metiéndola. :smt033

Comentario del master:


Viendo la ilustración te das cuenta de que eso no es un traje. Ahí he corregido el original, que dice que la estancia estaba brillantemente iluminada. Si hubiera luz suficiente habríamos visto al momento de qué se trataba. Hay que tener en cuenta que antes de la electricidad, la única iluminación era la del fuego. Haced la prueba de iluminaros con solo una vela en una habitación oscura y os daréis cuenta de lo poco que se ve. Para no darse cuenta de que era una mujer tigresa la habitación tenía que estar poco iluminada, y además se te van los ojos al espectáculo.

Así que decidí narrar la escena para que fuera más entretenida que "entrar en habitación, ver monstruo, matar monstruo, recoger tesoro y sumar PX" . Parto de la base de que si la gente te ve paseandote por un sitio de acceso restringido, es que tienes permiso o te han dejado entrar. Después de todo las defensas del torreón son inexpugnables. Los aventureros idiotas son devorados por los guardianes, les saca los ojos el halcón, o caen en alguna de las trampas mortales. Aparte de que en una época que no hay uniformes ni tarjetas de identificación, un tipo que lleva armadura no se distingue de otro. En otros escenarios, si te ve alguien dentro de la guarida del archivillano, la reacción típica es gritar y dar la alarma. Pero supongo que la chica ésta da por sentado que eres uno de los soldados del jefe , y además se encuentra aburrida y es esa vez del mes en la que está cachonda, aparte de estar transformada, con lo cual tampoco creo que su cerebro felino se fije en "qué está haciendo este tipo en mi aposento y no recuerdo haberle visto por aquí" . Por eso me parece más entretenido este interludio erótico que hacerse una alfombra con su piel.

Sí, ya sé que el tema es fantasía medieval, no fantasía sexual, pero resultaba frustrante que en los librojuegos la interacción con los personajes fuera siempre matar o huir. Y siempre me ha dado escrúpulos de conciencia el cargarme a una mujer, ¡sobre todo si está buena! Aparte de hay una larga tradición de erotismo en el género de espada y brujería, por ejemplo, en Conan, sobre todo en los cómics, y sobre todo como inspiración las aventuras de Fafhrd y el Ratonero Gris, de Fritz Leiber, en el que los héroes tienen experiencias con mujeres de lo más exótico.

A ver si comenta alguien más, pero me parece que habrá que aguantar como un campeón, mientras se me ocurre cómo salir de esta... me hago una pregunta ¿la licantropía se contagia por tener relaciones sexuales?

birdmanradio
Iniciado
Mensajes: 266
Registrado: 08-Jul-2015, 10:14

Re: El torreón de las tinieblas

Mensaje por birdmanradio » 30-Jul-2015, 12:47

Quizá un chupetón pueda pasar algo :smt003

Fafhrd y el Ratonero Gris leí el primero y me gustó lo justo, no se si en los demás mejorará. De fantasía medieval para adultos hay que leer si o si las sagas El Príncipe De Nada y Malaz.

Avatar de Usuario
stikud
Maestro senior del Kai
Mensajes: 704
Registrado: 23-Nov-2011, 22:47
Ubicación: Huesca/Zaragoza
Contactar:

Re: El torreón de las tinieblas

Mensaje por stikud » 30-Jul-2015, 13:52

Bueno, Analandés, está claro que no puedo seguir tu ritmo. Debe de ser que estoy acostumbrado a otra manera de jugar las partidas on-line. De todas maneras, no soy quién para quejarme; al fin y al cabo tú te estás pegando la currada de hacer de máster y eso es muy meritorio. Olé por ello. Además, se nota que tienes experiencia como DJ: tienes fluidez, imaginación y dominas las reglas. Pero, si me permites un consejo, te diré de máster a máster (llevo más de 25 años en esto del rol, como tú, supongo) que más importante que la aventura, más relevante que lo bien que la ambientes y la dirijas, es el afecto y el respeto que muestres a tus jugadores y a su participación. Porque del mismo modo que tú has decidido generosamente planteársela, ellos han correspondido a ese gesto jugándola. Esto es especialmente aplicable cuando son pocos, dos en este caso. Si no, corres el riesgo de quedarte solo.
En lo que a mí respecta, te reitero mi agradecimiento por narrar la aventura, con el esfuerzo que conlleva, pero me retiro. Mucha suerte a mi compañero birdman y espero que ambos triunféis en la aventura. Un abrazo.
Dejad que los frikis se acerquen a mí.

Avatar de Usuario
El Analandés
Mentor
Mensajes: 1297
Registrado: 20-Ene-2009, 23:11
Ubicación: Madrid
Contactar:

Re: El torreón de las tinieblas

Mensaje por El Analandés » 30-Jul-2015, 14:13

Hombre, no te vayas, que es muy aburrido si no. Sigue participando, hombre, que esto son las partes narrativas. A veces va en modo fast forward, y otras a cámara lenta. Es que ir a sección por día es muy lento.

Yo esperaba que hubiera más gente, y lamento que te hayas ofendido porque parece que no te hago caso o te meto prisa, me temo que llego tarde a este foro, o la gente está de vacaciones, y por eos no hay masa crítica de jugadores. Trato de mantener el hilo activo para mantener el interés por que sé que hay espectadores de otro foro que están leyendo el hilo.

Tómatelo como una demo de cómo se puede improvisar sobre el guión de un librojuego para que la lectura sea más apasionante y variada. Sólo el jugar los combates con reglas de rol ya mejora mucho la experiencia.

Avatar de Usuario
stikud
Maestro senior del Kai
Mensajes: 704
Registrado: 23-Nov-2011, 22:47
Ubicación: Huesca/Zaragoza
Contactar:

Re: El torreón de las tinieblas

Mensaje por stikud » 30-Jul-2015, 14:41

No me he ofendido, Analandés, para nada. Simplemente te daba mi punto de vista.

Pero venga, me has convencido. Sigo con vosotros. Eso sí: estaré ausente del sábado al martes ambos inclusive; os lo digo para que no os extrañe si no posteo esos días.
Dejad que los frikis se acerquen a mí.

Avatar de Usuario
El Analandés
Mentor
Mensajes: 1297
Registrado: 20-Ene-2009, 23:11
Ubicación: Madrid
Contactar:

Re: El torreón de las tinieblas

Mensaje por El Analandés » 30-Jul-2015, 15:01

Me alegro que sigas con nosotros Stikud :smt023

Espero que más gente se anime y se apunte sobre la marcha.

bueno, ¿dónde estábamos? que esto es un coitus interruptus en toda regla.

Termino la narración de este tórrido encuentro, que birdman me ha dado una gran idea. El propósito de este ejercicio es describir una escena más entretenida y sacar más juego al antagonista que las aburridas opciones de matar, huir, o dar al monstruo un objeto para que nos deje en paz.

Voy a volver a escribir el mensaje que se me borró antes de salir esta tarde.

birdmanradio
Iniciado
Mensajes: 266
Registrado: 08-Jul-2015, 10:14

Re: El torreón de las tinieblas

Mensaje por birdmanradio » 30-Jul-2015, 15:27

A mi también me supo un poco a mal :( voy hacer una cosa, hasta que no elijas las opciones no pondré la mía.

Avatar de Usuario
El Analandés
Mentor
Mensajes: 1297
Registrado: 20-Ene-2009, 23:11
Ubicación: Madrid
Contactar:

Re: El torreón de las tinieblas

Mensaje por El Analandés » 30-Jul-2015, 16:06

El Analandés escribió:Narración de master:

Enardecido por la visión de su magnífico cuerpo, que es como si no llevara nada, te das cuenta de que con ese atuendo sólo puede tratarse de una cortesana diestra en las artes del placer mantenida por el amo del castillo. Te olvidas de tu rey, te olvidas de tu misión, y poseído por la lujuria :smt049 te quitas el yelmo y los guanteletes y los dejas sobre una mesa baja, sin decir palabra y sin apartar los ojos de sus curvas, sacas el jarro de vino y se lo ofreces. Un poco de bebida pone a tono a las mujeres ya sean damas de la corte o mozas de taberna, ésta no será diferente, piensas.

Sus labios hacen un gesto de satisfacción cuando le ofreces el vino. Coge el jarro y se echa el vino en un vaso enjoyado (...) bebe con gusto y luego se seca con placer los labios

Mientras ella bebe, sueltas a toda prisa las hebillas y correas y te deshaces primero de peto y espaldar, y luego brazales y grebas, que caen al suelo entre entrechocar de metales. Vestido ahora sólo con el jubón acolchado y las calzas te sientas en el sofá junto a ella , ella te ofrece la copa y bebes, el licor te quema la garganta y se te sube a la cabeza, mientras ella con ágiles dedos suelta las trabillas del jubón, y te acaricia con destreza entre las piernas mientras te despoja del jubón y la camisa, complacido por su iniciativa con hábiles manos, labios y lengua, la dejas desvestirte y bebes otra copa, embriagado de vino y de lascivia deslizas sus manos sobre su cuerpo, acariciando sus senos, y su cuerpo por encima de la piel de tigre del traje. Estás a punto de hablarle cuando sella tus labios con un apasionado beso, le devuelves el beso, notando el tacto de su sedosa piel de melocotón, y entrelazados en un abrazo os tumbais sobre los acolchados cojines del sofá, mientras ella con diestra mano guía tu virilidad hacia una apertura hábilmente disimulada en el traje, quisieras desnudarla y manoteas torpemente buscando los botones en la espalda pero parece que la dama tiene prisa y te aparta las manos y la posees mientras ella gime y gruñe de forma bestial...

.... prosigue la gozosa cabalgada cuando sientes dolor, al arañarte ella la espalda con sus afiladas uñas en el frenesí de la pasión.
A pesar de que apenas notas el dolor, esto te desconcierta, parpadeas y tu desconcierto aumenta cuando al iluminar la luz del fuego su rostro..

...ves colmillos feroces en su boca. ¡También te das cuenta de que su traje de piel de tigre parece ahora más su propia piel que un traje! No tienes espacio para huir de ella.

Debajo de ti ella gime frustrada al detenerte y de un meneo de caderas te hace retomar la cabalgada. Por un lado el horror te invade, pero por otra parte el placer que sientes lo amortigua, y el pensamiento de estar apareándote con semejante criatura te enardece todavía más.
El miedo de yacer con un monstruo debería hacerte apartarte de ella, pero la sensación de riesgo es increíblemente erótica. Quizás sea así como se sienten los degenerados adoradores de los Poderes Oscuros. La parte sensata de tu mente te grita que te apartes, que te puedes contagiar y convertirte en un hombre-bestia. El escozor de los arañazos en la espalda y ese pensamiento te hace zafarte de ella y sentarte en el borde del sofá, aferras la copa de vino y bebes un sorbo mientras piensas como salir de ésta. Ella gime lastimeramente, casi maullando, y entonces gruñe amenazadora mostrando los colmillos. Esto te hace recordar que los tigres son animales feroces y solitarios que en cuanto termina el apareamiento el macho tiene que largarse para que la hembra no lo mate. No es un pensamiento alentador. Te apresuras a ofrecerle la copa, que bebe a grandes sorbos y tras vaciarla la arroja, a continuación se pasa el dorso de la mano por los labios y luego la lame como si fuera un gato. Ronroneando se vuelve a recostar y se abre de piernas, aferrándote la muñeca y tirando con fuerza impaciente para que prosigas.

Entonces te acuerdas de aquella vez que estuviste de guardia en el tribunal donde se juzgaba a un licántropo apresado por los cazadores de brujas antes de ser quemado en la hoguera. Con los tormentos del fuego y la plata le arrancaron una confesión en que además de sus crímenes relataba como los hombres lobo se reproducen apareándose con mujeres o lobas, pero que la aflicción sólo se transmite a la progenie, no a la madre. Aparte de eso, la maldición sólo se transmite por el mordisco. Esto te da la idea, para evitar que ella te arañe o te muerda en el frenesí de la pasión, la levantas por la cintura y le das la vuelta. Ella comprende y alza la grupa para que la poseas a cuatro patas. Algo más tranquilo de que no pueda morderte, te concentras en las embestidas mientras ella gime de placer aún más fuerte y saca las garras compulsivamente, arañando la tapicería y desgarrando con sus colmillos una almohada...

... con gritos bestiales casi a la vez, llegáis al climax. Agotado y sudoroso te desplomas a su lado mientras ella se estremece.

Pasados unos segundos cobras conciencia otra vez de dónde éstas y el miedo vuelve, esperando que ella se revuelva contra ti.
Por fortuna parece que la parte humana predomina. Quizá sea porque la influencia de la luna llena es menor dentro de estos muros y por ello no se ha transformado del todo. La mujer tigresa se acurruca de lado, ebria y satisfecha y cierra los ojos. Pronto su respiración se vuelve regular. No te atreves a mover ni un músculo y contemplas fijamente su rostro hasta que te convences de que en verdad se ha dormido. Su rostro te es extrañamente familiar.

Con el corazón palpitante, te incorporas del lecho y te pones las calzas y la camisa, antes de ponerte a buscar a tientas en la alfombra, bajo la escasa luz del fuego moribundo en el hogar, la espada que debe encontrarse en alguna parte debajo del montón de piezas de la armadura. Quizá puedas decapitar a la tigresa mientras duerme, ¡si no haces ruido y se despierta!


Tus dedos topan con algo redondo que crees es el pomo de la espada pero resulta ser el medallón que encontraste en el cadáver del rufián. Notas que se ha abierto y el mechón de cabellos dorados está en la alfombra, maquinalmente lo recoges y lo vuelves a meter dentro del medallón, entonces te fijas en el retrato en miniatura de una dama en el interior, al que antes apenas echaste un vistazo. Lo acercas a la luz y adviertes una inscripción rúnica indescifrable a lo largo del borde y una taracea de extraños símbolos en el interior de la tapa, pero es el busto en miniatura el que atrae tu mirada. Consternado, tus ojos van y vuelven del retrato a la mujer tigresa. El parecido es asombroso, cuanto más la miras piensas que si no fuera por el cabello rojo y el suave pelaje anaranjado que le recubre la piel, ¡son la misma mujer! No hay duda, el mismo óvalo del rostro, pómulos, nariz, forma de los labios, cejas. ¿Estás viendo el retrato de la dama en su forma humana?

Confundido, no sabes qué hacer. Pensabas matar a esta criatura a despecho de haber fornicado con ella. Pero una cosa es matar a una mujer-bestia, y otra muy distinta matar a una dama de alta alcurnia, a juzgar por la joya y el corpiño que se ve en el retrato. El medallón con el rizo es evidentemente un regalo a un caballero al que ama, quizá su prometido. Quizá esta joven fuera infectada contra su voluntad. Tendrá familia, amigos, gente que la quiera...

¿Qué harás?

¿Dejarte de sentimentalismos y cortarle la cabeza de todas formas?

¿Ponerte la armadura en silencio y marcharte?

¿Devolverás el medallón a su propietaria?


(adiós, que voy a salir, la continuación esta noche)

Avatar de Usuario
stikud
Maestro senior del Kai
Mensajes: 704
Registrado: 23-Nov-2011, 22:47
Ubicación: Huesca/Zaragoza
Contactar:

Re: El torreón de las tinieblas

Mensaje por stikud » 30-Jul-2015, 18:27

Yo le devolvería el medallón.
Dejad que los frikis se acerquen a mí.

birdmanradio
Iniciado
Mensajes: 266
Registrado: 08-Jul-2015, 10:14

Re: El torreón de las tinieblas

Mensaje por birdmanradio » 30-Jul-2015, 23:25

Perdonen por tardar en llegar, devolvamos el medallón.

Avatar de Usuario
El Analandés
Mentor
Mensajes: 1297
Registrado: 20-Ene-2009, 23:11
Ubicación: Madrid
Contactar:

Re: El torreón de las tinieblas

Mensaje por El Analandés » 31-Jul-2015, 12:20

Apoyas el filo de la espada contra el cuello de la mujer, calculas el ángulo de corte, levantas la espada y...

...tras un instante de vacilación asestas el tajo, que golpea con sonido apagado.

... flotan plumas en el aire del corte hecho en uno de los cojines. La tigresa sigue durmiendo plácidamente, ajena a todo.

Simplemente no has tenido valor de hacerlo. Maldiciendo tu debilidad y aunque sabes que te arrepentirás de esto, te vuelves y te acorazas a toda prisa. Recoges el medallón, y al no saber donde ponerlo, decides colgárselo al cuello, abres el cierre de la cadena y con delicadeza para no despertarla pasas la cadena en torno a su cuello y lo abrochas, colocando el medallón sobre su pecho entre sus senos.

Te vuelves para ceñirte la espada y luego mientras te pones un guantelete un resplandor blanco ilumina la estancia, sobresaltado te vuelves y ves como las extrañas runas grabadas en el medallón relumbran. Ante tus asombrados ojos tiene lugar una transformación. El pelaje anaranjado y las listas de tigre se acortan y desvanecen dejando a la vista blanca piel humana mientras que la cabellera pelirroja se acorta y se convierte en rubio dorado, garras y colmillos se retraen. El resplandor proveniente del medallón se apaga y ante ti yace ahora una no una tigresa si no una joven muchacha desnuda.

Todavía sin creerlo, la tocas con la mano aún no enguantada. Está viva y duerme regularmente. La sacudes por el hombro para despertarla pero el aliento apesta a alcohol. Está sumida en un sopor alcohólico y pronto desistes.

Te sientas en el borde del sofá y con la barbilla apoyada en la mano reflexionas sobre lo que has visto. Evidentemente el medallón es un talismán hechizado. Si hay magos que pueden transformarse en bestias, entonces es concebible un hechizo que haga el proceso inverso e impida a un cambiaformas transformarse, o lo revierta a la forma humana. No tienes conocimientos mágicos, pero eres consciente que hay magos de la Luz, como los hechiceros de batalla, y magia de la Oscuridad. Por lo visto puedes descartar que este talismán fuera creado por el nigromante. Eso es, es un antídoto mágico para proteger al que lo lleva de la maldición de los cambiaformas. ¿Pero cómo pudo acabar maldita esta dama? No hay tigres en el Viejo Mundo. Sabes que estas fieras proceden del las junglas del Lejano Oriente... coges con cuidado el medallón y observas las extrañas runas. Ahora que te fijas los símbolos se parecen a los que has visto en la porcelana de Catay en los banquetes de la corte y las damas que se han aficionado a tomar esa infusión de hierbas llamada té. Sopesas en la palma de la mano el medallón. El trabajo de orfebrería no se parece en nada que hayas visto, `será de Catay tamnbién. La miniatura del retrato por contra, es quizá obra de un artista tileano. La joya es valiosa, y la muchacha procede de una familia rica, por las joyas y lo que se ve del vestido en el busto.

Supones que algún ascendiente de la muchacha, un mercader o aventurero, viajó al Oriente y allí encontró tanto la fortuna como la maldición de los cambiaformas, que es hereditaria. Pero el oro también le permitió comprar, si no una cura, al menos un remedio. Lo que creías que era un medallón con un retrato y un rizo dentro como los que se dan en prenda de amor es en realidad un amuleto mágico creado por un hechicero de Catay contra la maldición del hombre tigre. Eso es, todo encaja. Recuerdas de haber participado en una caza de brujas que las brujas para hechizar a una persona necesitan como ingredientes una efigie de dicha persona, y una parte de su cuerpo, como sangre, uñas o pelo.

Asientes al comprenderlo. Una familia rica bien podría mantener ese oscuro secreto, comprando silencios y voluntades para evitar ser expuestos y quemados en la hoguera, y manteniendo a raya el cambio de forma involuntario en las noches de plenilunio con este talismán, pasado de padres a hijos. Te das cuenta de que la maldición no necesariamente se transmite a todos los hijos, de lo contrario habría muchos más licántropos y les sería imposible ocultarse.


¿Pero cómo pudo acabar la dama en el castillo de Arkano Túnica Negra y el talismán en las mugrientas manos de un rufián de taberna en la villa cercana? No puede ser casual. Tratas de poner orden en el embrollo de pensamientos que te surgen. Cierras el medallón y lo vuelves a dejar sobre el pecho de la muchacha.

(continuará)

Responder