Aquelarre

Todos los librojuegos tiene algo que los hace especiales: Charla sobre tus colecciones favoritas y descubre otras nuevas. Brujería, La Búsqueda del Grial, AD&D, Crónicas Cretenses...
Lindelion

Mensaje por Lindelion » 26-Dic-2005, 23:24

No, no, es perfecto. :smt002

Txulu

Mensaje por Txulu » 27-Dic-2005, 1:46

Muy chulo el nuevo diseño, Linde. ¡Pero no me carga los librojuegos ni los artículos! Mándame un banner y a ver si te enlazo en White Smurf...

Innominable

Mensaje por Innominable » 27-Dic-2005, 2:01

Iba a postear lo mismo (bueno, lo mismo, pero sin lo de White Smurf...)

Lindelion

Mensaje por Lindelion » 27-Dic-2005, 13:26

Pues qué raro... a mí me carga los LJs y los artículos los veo bien. Están en la sección "La edad media". ¿A alguien más le pasa esto?

(Txulu, en cuanto tenga el banner te lo envío)

Para el LJ probad con este enlace (es el de LSE):

http://www.lobo-solitario.com/descargas ... arre01.zip

Y los artículos los cuelgo a continuación:

Palma del Río

En el capítulo I de Los Acólitos de Guland, llegamos a un pueblo—fortaleza llamado Palma del Río. Este se encuentra cerca de la confluencia de dos grandes ríos del sur: el Guadalquivir y el Genil. Algunos piensan que fue conquistada a los musulmanes en 1231 por el infante don Alfonso, que en atención de su corta edad fue acompañado por don Pérez de Castro el castellano, Señor de Paredes; según esta versión, tomaron la ciudad por asalto, pasando a cuchilo a todos los moros que hallaron en ella. Otra versión atribuye su conquista en 1233 a Fernando III. Hay quien dice que los dos hechos son ciertos, ya que la ciudad se perdió tras la conquista del infante don Alfonso, siendo reconquistada por Fernando III.

Desde su conquista, Palma del Río perteneció a la Orden del Temple. Cuando esta desapareció en 1312, la ciudad se incorporó a la Corona. En 1342 sufrió un saqueo a manos del rey Yusuf de Granada; este, irritado por la férrea resistencia de los vecinos, mandó pasarlos a todos cuchillo. Tras este incidente, Alfonso XI donó la ciudad en señorío al almirante don Miser Gil Bocanegra, caballero Genovés, para que velara por su seguridad ante los ataques de los moros, dada su proximidad a la frontera. Este caballero también compró la jurisdicción de Miravalles y Fuente del Álamo, fundando así el estado y mayorazgo de Palma en 1360.

Imagen

Como hemos dicho, Palma del Río es un pueblo—fortaleza. Es uno de los pocos de este tipo establecidos en una llanura. Su fortificación, de planta trapezoidal y construida en argamasa, data de la época almohade (siglo XII), cuando se reforzó y se construyó la alcazaba para resistir los frecuentes ataques de las tropas cristianas. En la imagen podemos ver la Puerta del Sol o de la Villa, que en la aventura está guardada por dos alguaciles, y la cual atraviesa nuestro personaje en compañía de Mateo el juglar para acceder al pueblo. La alcazaba (hoy desaparecida) fue el lugar donde don Miser Gil Bocanegra estableció su residencia.

Durante la aventura podemos encontrar el convento de Santa Clara y Santo Domingo, que curiosamente fue fundado a raíz de una tragedia sentimental. Don Juan de Marcos Albas, Caballero Veinticuatro de Córdoba (un cargo del Concejo), concibió de su mujer doña Mariana Ruiz Cabeza de Vaca unos furiosos e infundados celos que lo precipitaron a cometer su asesinato. Don Juan fue expulsado de Córdoba y se fue a vivir a Palma, donde tenía unas casas cerca de la iglesia parroquial. Poco después de esto descubrió la inocencia de su esposa y se arrepintió de su horrible crimen. Queriendo expiar su culpa, resolvió fundar en Palma un convento de monjes franciscanos para que alabasen a Dios día y noche y para que rogasen por el alma de su esposa. Así nació este convento.


Las Juderías

Palma del Río disponía de una importante comunidad judía, en cuyo recinto tendrán lugar los principales acontecimientos de la aventura en el capítulo I de Los Acólitos de Guland. Con el fin de que el lector comprenda mejor el comportamiento de los judíos y su relación con los cristianos, vamos a comentar los aspectos de las juderías que eran de conocimiento común en la época.

La judería es el barrio o zona donde habitan los judíos en una determinada ciudad o pueblo. El barrio judío está protegido por murallas y puertas, que en las grandes ciudades suelen estar guardadas por soldados del Rey (o del señor feudal), ya que los judíos pagan un impuesto a cambio de su protección.

Y es que los judíos necesitan esa protección, ya que suelen ser el blanco de la ira del pueblo llano. En Semana Santa, las puertas permanecen cerradas a cal y canto, ya que los sacerdotes, con sus sermones, avivan el odio del pueblo hacia los “asesinos de Cristo”.

Los ataques a la judería también son una muestra de descontento popular, que prefiere atacar a los protegidos del rey o señor feudal antes que al propio rey, obviamente debido a las represalias. Pero tanto al rey como a los señores feudales no les desagrada esta situación, ya que luego pueden subir los impuestos debido a los desperfectos ocasionados (y no precisamente para arreglarlos).

Otro motivo por el que el pueblo se sentía inclinado a atacar la judería, era que los judíos, que solían mejorar el estado de las arcas reales, ganaban distintos privilegios, entre ellos el de cobrar algunos impuestos, de manera que el pueblo veía que eran los judíos, y no los gobernantes, los que lo apabullaban con impuestos y demás.

Imagen

Así pues, es comprensible la enfermiza desconfianza de la que hacen gala los judíos durante la aventura. Además, en el tiempo en el que esta tiene lugar (la década de los 90 del siglo XIV), surgió en los cristianos un profundo sentimiento antisemita generado por algunas personalidades eclesiásticas que alimentaban el odio con sus sermones, sumado a la precaria situación que había atravesado el pueblo llano, marcada por epidemias y hambrunas, ante la consabida riqueza que atesoraban os judíos. Aunque especialmente determinante fue la ascensión al poder de la dinastía de los Trastámara tras el asesinato de Pedro I por su hermanastro Enrique II. Los judíos habían prestado pleno apoyo al Pedro I, quien en pago por ello les concedió algunos privilegios. Pero cuando finalizada la guerra civil castellana Enrique II se hizo con el poder, tomó represalias contra la comunidad judía por apoyar a su enemigo, y desde entonces crecieron las desavenencias y la intolerancia hacia ellos por parte de nobles y plebeyos cristianos.

El aspecto de la judería por dentro desde luego no es un fiel reflejo de la riqueza que ostentan los judíos. Las calles suelen ser muy estrechas, tienen un trazado irregular, y las casas son muy pequeñas; viven, en definitiva, hacinados en un espacio muy reducido. Por eso los judíos que disfrutan de los mayores privilegios buscan establecerse fuera de la judería.

Las partes más destacadas de una judería, y que cualquier cristiano conoce aunque no haya entrado son la sinagoga, lugar de reunión para las diferentes oraciones del día, y la alcaicería, un espacio abierto donde se apiñan las tiendas, y que normalmente está junto a una de las puertas de acceso a la judería. Los judíos también disponen de su propio cementerio, que ellos llaman macaber, donde por supuesto no se ve ni una sola cruz, sino símbolos como la estrella de David o candelabros de siete brazos llamados menorah.

La máxima autoridad en la judería es el Rabino. Los judíos dentro de la judería tienen sus propios guardias (llamados muccadim), jueces (dayyanim) y recaudadores de impuestos (posequim), en definitiva, tienen sus propias leyes, aunque se supone que no pueden juzgar a ningún cristiano ni adoptarlo como esclavo.

En la aventura, dos de estos muccadim hacen guardia ante la sinagoga, donde se encuentra el rabino. También encontramos otras dos ocupaciones típicas de los judíos: el mediero, que es una especie de comerciante que se ocupa de conseguir artículos especiales a petición de sus compradores, y el cambista, un primitivo banquero que sacaba beneficio de los cambios de moneda y las tasaciones, materias en las que se especializaba.


[hide=Este último artículo contiene algunos spoilers]La Cábala

“Domino los poderes del Árbol de la Muerte”, nos dice Yehudá en el capítulo I de Los Acólitos de Guland. Y no, no se trata de una ida de olla del autor. El judío hace esta afirmación porque es un cabalista, concretamente un cabalista oscuro.

La Cábala nació en el siglo XII en Provenza, aunque su primer centro de difusión importante se localizó en Girona en el siglo XIII, fundado por Aser ben David. En Castilla también hubo una intensa actividad cabalística, pero esta se centraba más en sus tradiciones mágicas, gnósticas y mitológicas. De la fusión de la tendencia girondense y castellana nació el Zohar, un tomo editado por Moisés de León que consistía en una interpretación cabalística de alto contenido mágico que exponía la situación religiosa del judaísmo de la época.

Imagen

Según la tradición hebrea, Dios transmitió la cábala a los ángeles, quienes a su vez la transmitieron a Adán para que pudiera recuperar la gracia perdida tras cometer el Pecado Original (el de la famosa manzana, debido al cual fue desterrado del Paraíso Terrenal). No obstante, fue Abraham el primer cabalista propiamente dicho, y transmitió sus conocimientos a las generaciones siguientes de forma oral.

La cábala es un conjunto de doctrinas y prácticas esotéricas y místicas para la interpretación de las Sagradas Escrituras, cuyo fin es la ascensión del cabalista a estados espirituales superiores mediante la auténtica interpretación de estas; en definitiva, sirve para recuperar el estado de gracia perdido por los hombres tras la expulsión de Adán. La máxima aspiración del cabalista es contemplar el rostro de Dios, lo que significa que habrá alcanzado el estado espiritual más elevado.

Esta es la cábala ortodoxa, pero de ella se desprende otro tipo de cábala, la práctica, que constituye una ciencia mágica con identidad propia. Los cabalistas ortodoxos condenan esta práctica, pues consideran poco apropiados los fines para los que los magos cabalistas usan las enseñanzas de Dios. Pero los magos cabalistas creen que este tipo de cábala debe practicarse, ya que ha sido recibida de Dios. Esta le da al hombre poder sobre la Creación, pero está supeditada a dos principios fundamentales: que se practique con fines buenos y bajo un espíritu de sumisión a la voluntad de Dios.

Pero para explicar los fundamentos mágicos de la Cábala, antes hay que explicar en qué consiste el Árbol de la Vida. Este es una representación simbólica del universo y de todas las cosas que contiene según la tradición cabalística. El árbol está constituido por once séfiras, que son representaciones de las sucesivas emanaciones divinas en la evolución de la Creación. Cada séfira está unida a las demás mediante ramas o sendas formando triángulos, y cada una de ellas representa un letra del alfabeto hebreo. Existen tres triángulos principales: el celestial, que es el superior y procede de la unidad de Dios ya que parte de un único punto; el moral, que es el triángulo central y representa el equilibrio entre fuerza y misericordia que debe alcanzar toda persona; y el mundano, que es el triángulo inferior, relacionado con todo lo físico.

La magia cabalística está basada en el conocimiento de este árbol y sus características, así como en el conocimiento de los diferentes nombres de Dios. Como hemos dicho, cada rama o unión entre séfiras representa una letra, y la correcta combinación de varias de ellas proporciona al cabalista la llave de su arte.

En este enlace puedes ver un esquema del Árbol de la Vida en el que se indica el nombre de cada séfira y aquello que representa.

Ya sabemos de dónde proviene el poder de los magos cabalistas, pero, ¿qué hay del Árbol de la Muerte mencionado por Yehudá? Este está formado por séfiras que han perdido el contacto con el Árbol de la Vida, y por tanto han quedado aisladas de la gracia de la creación, denominándose qlipoth. Cada qlipoth conserva su significado original, pero al no estar en contacto con el Árbol de la Vida han entrado en un desequilibrio que constituye el Mal. El lector no podrá negar la originalidad de la definición cabalística del Mal. Así, el Árbol de la Vida tiene su oscuro reflejo en el Árbol de la Muerte.

El cabalista evita usar los poderes del Árbol de la Muerte, ya que en él sólo habitan demonios y espíritus condenados que sólo buscan la destrucción de los hombres. Pero existió un grupo de cabalistas, denominados “cabalistas oscuros”, que buscaban beneficiarse de los poderes de los seres que habitan en el Árbol de la Muerte, y al hacerlo condenan su propia alma. Un ejemplo de cábala oscura lo tenemos en la trampa que encontramos en la habitación de Yehudá. Mediante esta trampa, toma posesión del cuerpo de la víctima un elohim, un tipo de espíritu maléfico que mora en el Árbol de la Muerte, hambriento de la esencia vital de los vivos. Otro de los hechizos de cábala oscura de los que hace gala Yehudá es el de la invocación de un mashkîth, el espíritu de una raza de seres deformes que viven en los qlipoth y que buscan la perdición de los hombres.[/hide]

Lindelion

Mensaje por Lindelion » 28-Dic-2005, 17:41

Txulu, ¿a qué dirección te envío el banner?

Porfa, daros una vueltecilla por la web y decidme los demás si véis correctamente los artículos. No sé por qué Txulu e Inno no los ven :smt017

Innominable

Mensaje por Innominable » 28-Dic-2005, 18:15

Bueno, en mi caso, ya sabes, mi ordenador...no es el mejor para probar si estas cosas funcionan.

Lo cierto es que cuando entro en la página me pide el Office 2000 (siempre). Y aunque lo ponga, nada, me lo sigue pidiendo.

Luego, cuando trato de entrar en "librojuegos" o en "la edad media" no me carga la página (me sale todo blanco).

Jolan

Mensaje por Jolan » 28-Dic-2005, 19:18

Lindelion escribió:Porfa, daros una vueltecilla por la web y decidme los demás si véis correctamente los artículos. No sé por qué Txulu e Inno no los ven :smt017
Pues yo tampoco los veo, linde. Al igual que a txulu e inno, no me carga la página ni de los librojuegos ni de los artículos... :smt009

Avatar de Usuario
Brown
Gran Maestro Supremo del Kai
Mensajes: 5340
Registrado: 10-Mar-2005, 13:42
Ubicación: Logroño
Contactar:

Mensaje por Brown » 28-Dic-2005, 19:25

Yo también veo las páginas en blanco, pero me da que es cuestión de que los enlaces no conducen donde deberían.

Txulu

Mensaje por Txulu » 28-Dic-2005, 19:40

Mándamelo a jrpf2003ARROBAyahoo.com, plis. El banner, digo

Avatar de Usuario
modelitos
Sabio
Mensajes: 591
Registrado: 05-Abr-2005, 16:36

Mensaje por modelitos » 28-Dic-2005, 19:54

A mí sí que me van.
Leyenda Elfica.

http://leyendaelfica.webtuya.com/

Avatar de Usuario
modelitos
Sabio
Mensajes: 591
Registrado: 05-Abr-2005, 16:36

Mensaje por modelitos » 28-Dic-2005, 20:00

Por cierto, la versión PDF es buenísima, tanto la edición como el formato como las ilustraciones o la Hoja de Personaje. Vamos, de profesional. A ver si juego estos días (y con suerte lograré entrar en la judería por fin).
Leyenda Elfica.

http://leyendaelfica.webtuya.com/

Nuberu

Mensaje por Nuberu » 28-Dic-2005, 20:28

Yo la versión pdf la imprimí, la corte a tamaño librojuego más o menos (un poco más grande que los altea) y la encuaderné y me quedó genial!!! De momento está colocado en la estanteria con los demás hasta que le llegue la hora de ser leido. :smt023

Lindelion

Mensaje por Lindelion » 28-Dic-2005, 20:31

Claro, ahora lo entiendo... Sólo podemos ver la página los que escribimos librojuegos :smt005 No sabía que mi website fuera tan selectivo :smt003 Por cierto, modelitos, la maquetación casi me costó aún más trabajo que escribir los librojuegos: me tiré más de diez aburridísimos días solo maquetando, y eso que el Lj solo tiene 444 secciones... ¡imagínate maquetar uno de 5000! :smt003

Gracias a todos por avisarme de los fallos, esta noche repasaré los enlaces a ver qué coj... pasa. No, si es que a mí los ordenadores me la tienen jurada.

Enseguida te envío el banner, Txulu.

Lindelion

Mensaje por Lindelion » 29-Dic-2005, 13:15

Bueno, pues creo que ya está solucionado. A ver si os funciona ahora (haced click en el banner de mi firma para acceder a la página). He incluido un pequeño foro.

Nuberu

Mensaje por Nuberu » 29-Dic-2005, 13:58

Linde, en el foro por lo que he visto (entendido) solo hay un usuario dado de alta que supongo serás tú, y cuando me quiero dar de alta como nuberu me dice que está siendo utilizado ya ese nick. ¿puede ser? :smt017 o me estoy liando... :smt009

Lindelion

Mensaje por Lindelion » 29-Dic-2005, 14:12

Sí, seguramente alguien se haya pillado ya ese nick. Me temo que tendrás que cambiarlo, o bien añadir números o un segundo nombre, como hice yo (que tuve que poner lindelion_sireo). ¿Ves bien las tres páginas?

Nuberu

Mensaje por Nuberu » 29-Dic-2005, 14:24

Si, se me ve bien todo. Está muy chula!!! :smt041

Avatar de Usuario
taleco
Gran Maestro Mayor del Kai
Mensajes: 1766
Registrado: 28-Mar-2005, 23:13
Ubicación: madrid

Mensaje por taleco » 31-Dic-2005, 4:21

a mi tambien me funciona perfectamente tu pagina,sin problemas.
http://titan-mapas.blogspot.com/

Lindelion

Mensaje por Lindelion » 04-Ene-2006, 19:23

Releyendo un poco las instrucciones del LJ de Los Acólitos de Guland me he encontrado una errata:

Página 15: En la profesión de Ladrón reza que debes tener un mínimo de 10 puntos en Habilidad. No son 10 puntos, sino 7 (además no se pueden tener más de 8 puntos en ninguna característica al hacerse el personaje).

Otra cosa más: en la sección 22 del capítulo I: Condenación, reza:

Si eres noble o burgues, o si no llevas armas visibles, pasa al 15.
Si eres villano o campesino y llevas armas visibles, pasa al 30.


Creo que debí explicarlo mejor, ya que puede llevar a error. Con armas visibles me refiero a cualquier arma más grande que un cuchillo, una daga o un estilete.

Esto último tiene su explicación: en la Edad Media los cuchillos no se consideraban un arma, sino una herramienta, y prácticamente todos los villanos y los campesinos llevaban uno encima. Tanto era así que cuando se servía la comida en una posada, el único cubierto que se ponía (las raras veces que se hacía) era una cuchara de madera, ya que se suponía que todo el mundo llevaba encima un cuchillo o un estilete.

Siguiendo con la pseudo-errata, un palo tampoco se consideraría un arma, ya que muchos viajeros llevaban uno (aunque a la hora de dar tortas, bien que servía).

Jo, hay que ver qué mal me expliqué... :smt009

Avatar de Usuario
taleco
Gran Maestro Mayor del Kai
Mensajes: 1766
Registrado: 28-Mar-2005, 23:13
Ubicación: madrid

Mensaje por taleco » 04-Ene-2006, 22:17

claro...asi me paso a mi con el juglar...
di a los guardias todas mis armas y una vez dentro no tenia ninguna opcion (al menos yo no lo vi) para comprar o encontrar un arma.
y sin armas,era imposible.de hecho mi siguiente personaje fue un soldado y asi no tener que quedarme sin armas.
ahora,es mucho mejor.
http://titan-mapas.blogspot.com/

Responder